El callejón del gato

El declive de Ciudadanos

Por más que quieran convencernos de lo contrario, el partido Ciudadanos no levanta cabeza

Por más que quieran convencernos de lo contrario, el partido Ciudadanos no levanta cabeza. Si atendemos a sus pretensiones, no ha conseguido ninguno de sus propósitos desde que decidió dar el sorpasso al PP y convertirse en la alternativa al PSOE. Para empezar, con su enfrentamiento a Pedro Sánchez lo único que ha conseguido ha sido fortalecer al PSOE, que fue, con diferencia, el partido más votado en las elecciones municipales. Tampoco consiguió su primer objetivo que era desbancar al PP como principal partido de la oposición. Y a la hora de formalizar los pactos, tal y como se han desarrollado, calculo que van a provocar su declive definitivo. El pasado domingo supe que Inés Arrimadas iba a ser entrevistada en la Sexta y sentí curiosidad por ver como analizaba la situación después de haber formado parte del tripartito de la derecha en los municipios donde se han unido para que no gobierne el PSOE. Emocionalmente la líder de Ciudadanos se notaba algo alterada y los argumentos que esgrimía para defender los acuerdos tras las elecciones municipales, a mi modesto entender, carecían de consistencia. Dudo que ella misma se los creyera. Su planteamiento era que Ciudadanos iba a compartir el poder con el PP gobernando en aquellos ayuntamientos donde habían realizado un pacto, olvidándose por completo de la participación de VOX, imprescindible para conseguir la mayoría en los acuerdos de pleno. Lo cierto es que en un ayuntamiento el poder descansa en dos órganos principales, el alcalde y el pleno. Con respecto al alcalde es el único órgano unipersonal que tiene competencias propias y los concejales son meros gestores subordinados, su figura es la que representa al Ayuntamiento y la que, para bien o para mal, rentabiliza la gestión municipal de cara a la galería. Y en cuanto al pleno, todos los votos tienen el mismo valor y para aprobar cualquier asunto que PP y Ciudadanos quieran sacar adelante necesitarán los votos de VOX. Dicho esto, en Madrid y en la mayoría de los municipios de cierta relevancia gobernados por la derecha, ha sido elegido un alcalde del PP que, sin ninguna duda, será el verdadero protagonista. Si lo que pretendía Ciudadanos era dar el sorpasso algún día al PP, con su comportamiento le está dando un espaldarazo que no tiene precio. Para rematar, por más que Ciudadanos reniegue de VOX, son sus socios imprescindibles cuya sombra les persigue desde que compartieron escenario en la Plaza de Colón.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios