Opinión

La desigualdad en el adn

El Gobierno de Rajoy discrimina a Almería y nos castiga con infraestructuras de transporte de tercera

Los trenes adaptados para personas con movilidad reducida que íbamos a tener en Almería a partir de este mes de febrero para cubrir los trayectos con Madrid resulta que ahora se van a retrasar "hasta el verano", según ha confirmado Renfe. En un comunicado, la empresa admitió que ha sido esta misma semana cuando se ha adjudicado la fabricación de los nuevos coches accesibles. Han leído bien: cuando se ha cumplido el plazo límite, en lugar de estar en Almería, los trenes adaptados se acaban de pedir a fábrica.

La promesa que hizo el Gobierno de Rajoy en mayo del pasado año con respecto a estos trenes ha caído en saco roto, como han caído todas y cada una de las que ido formulando el PP en los últimos cinco años, en lo que a las infraestructuras de la provincia de Almería se refiere.

El Gobierno del PP discrimina a los almerienses, castigándonos con infraestructuras de transporte de tercera, mientras que en la tierra de Rajoy, Galicia, el Ministerio de Fomento llegó a gastarse la friolera de 8.000 millones de euros en la última legislatura. Lo cuento indignada, aunque no sorprendida, porque soy consciente de que lo de la desigualdad y la discriminación es algo que el Partido Popular lleva en su ADN.

Su razonamiento es simple: si puedes subirte a un tren 'estándar', adelante; y si tienes problemas de movilidad y no puedes hacerlo, búscate la vida. Si vives en Madrid y tienes todas las modalidades de transporte a tu alcance, disfrútalas; si vives en Almería y no tienes coche, no es problema mío.

Y así podríamos seguir con todo. En educación y en sanidad, los andaluces tenemos garantizados unos servicios públicos de calidad, pero si por el PP fuera, quedarían reservados para los que tuvieran 'posibles', como ya han empezado a fomentar -vía privatización- en las comunidades autónomas donde gobiernan.

Es de vergüenza. En el siglo XXI, nadie debería verse obligado a enfrentar más dificultades en su vida diaria por razones como sus capacidades físicas, psíquicas o sensoriales, su lugar de nacimiento o el estatus socioeconómico de su familia. Y sin embargo, es lo que está promoviendo el partido que nos gobierna, a base de políticas que olvidan la igualdad y la convergencia de los territorios.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios