A dos metros

Ricardo Alba

Los dineros de nadie

Indudablemente los impuestos son necesarios, sin ellos no se podrían costear servicios públicos esenciales

¿hacienda somos todos? "Pues no. Hacienda es una institución del Estado cuyo objetivo es recaudar dinero de todos los ciudadanos en función de lo que el mandato gubernamental decida. Hacienda no somos todos pero, eso sí, Hacienda recauda de todos". La respuesta es de María Blanco, profesora en la Universidad CEU-San Pablo y que, junto con Carlos Rodríguez Braun y Luis Daniel Ávila, firma el libro "Hacienda somos todos, cariño". ¿Hacienda recauda de todos? Pues sí, pero más de unos que de otros por más que intenten convencernos de que para Hacienda somos iguales todos. Y no, ni mucho menos. Los hay dispuestos a pagar lo que el Estado decide que deben pagar, aunque si es mucho lo que han de liquidar se van a otro sitio donde aprieten menos. Indudablemente los impuestos son necesarios, sin ellos no se podrían costear servicios públicos esenciales, que ya sabemos cuáles son. Ahora bien, se echa en falta que no se ponga encima de la mesa qué hacen con mis/nuestros euros, los que la gente corriente y moliente ponemos en la caja del dinero público que, según la vicepresidenta Calvo, "no es de nadie", o sea, que es de ellos, de los que manejan los caudales como cualquier mortal se puede imaginar.

Bien, con esos "euros de nadie" estamos pagando el sueldo de, por ejemplo, un ministro figurante de opereta impertérrito al declarar que "no hay evidencias de que las mascarillas FFP2 protejan mejor que las quirúrgicas". Llama la atención que el propio Ministerio de Sanidad explica que el uso precisamente de las FFP2 «reduce la emisión de aerosoles generados al respirar, hablar, gritar, toser y estornudar». Pues este experto cobra a final de mes un sueldo vistoso que pagan nuestros euros. El remate al derroche económico gubernamental lo ha puesto uno que va de vicepresidente del Gobierno, del que otro de sus compañeros, concretamente el titular de Transportes, ha venido a decir que "si el vicepresidente segundo del Gobierno pensara que está en un estado no democrático, no podría formar parte de un Gobierno de un país democrático". Señor Ábalos, el señor Iglesias dice que este país no es democrático, ¿será posible que lo diga quien lo dice? Que lo mantengan o dimita o lo envíen de embajador a Galapagar es cosa de ustedes, ustedes que son la otra parte del Gobierno, y del presidente Sánchez que también cobra su sueldo del dinero público, o sea, del "dinero de nadie".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios