Por un empleo digno

Queremos otro Estatuto de los Trabajadores que elimine los aspectos más lesivos de la Reforma Laboral

Entre laLa tarea desarrollada por el Gobierno de Pedro Sánchez y el conjunto de decisiones presentadas pero no implementadas, a causa del bloqueo de PP y Cs, constituyen una poderosa herramienta para demostrar que las políticas que presenta el PSOE a estas elecciones son viables.

Una de las primeras medidas que queremos tomar los socialistas es la de aprobar inmediatamente unos Presupuestos Generales del Estado, con dos prioridades: por un lado, implementar políticas de empleo y políticas sociales, para una mayor cohesión social; y, por otro lado, el fomento de la inversión productiva, la transición ecológica y la ejecución de infraestructuras.

Esto permitiría abordar una tarea iniciada pero bloqueada, como es la de elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores, que elimine los aspectos más lesivos de la Reforma Laboral del PP y que compagine la competitividad empresarial con la defensa de los derechos laborales.

Esta gran reforma es prioritaria, sin renunciar a seguir aumentando gradualmente el salario mínimo interprofesional y abordar los problemas estructurales de nuestro mercado laboral, como son el paro de larga duración, la alta rotación, el exceso de temporalidad y parcialidad, la dualidad entre trabajadores temporales e indefinidos y la brecha salarial. Para ello, reordenaremos la oferta de contratos de trabajo a tres formas -indefinido, temporal y formativo-, reforzando la causalidad en el uso de los contratos temporales y con un Plan de Empleo Digno que sigua luchando contra el abuso de los contratos de formación y los falsos autónomos. En este último aspecto, reformaremos el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos para ampliar su protección social y equipararlos en derechos.

A estas importantes medidas se les sumará también la reformulación de las políticas activas de empleo, impulsando una atención más personalizada, y el impulso de la formación continua, promoviendo un Plan Nacional de Empleo que incluya medidas especiales para incentivar el empleo en el mundo rural, el empleo joven y el diseño de un Plan de Choque por el empleo para las mujeres que permita reducir la brecha de género en el mercado laboral.

Queda mucho por hacer y de ahí nuestro empeño en movilizar al mayor número de trabajadores y trabajadoras, para garantizar el avance en las propuestas de progreso por un empleo digno.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios