DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

La fiscalidad en las herencias

Es opinión general que en la fiscalidad de las herencias los andaluces estamos discriminados

En estos periódicos del Grupo Joly se ha publicado un interesante reportaje sobre la fiscalidad en Andalucía de las herencias. Es opinión general que en esa fiscalidad los andaluces estamos discriminados, porque en casi todas las autonomías las herencias no pagan nada o prácticamente nada si las reciben descendientes, adoptados o cónyuges. A esas autonomías se acaba de unir otras dos más: Extremadura (con gobierno del PSOE) y Murcia.

Sin embargo al Gobierno de Andalucía le cuesta poner fin a ese trato injusto y si lo ha aliviado ha sido cuando se lo han exigido para votar la investidura de la presidenta o para aprobar los presupuestos de 2018. El exigente ha sido C's y, realmente, se ha conformado con menos de lo inicialmente exigido y ha dado su voto, en ambas ocasiones, sin esperar a que el Gobierno andaluz cumpliera su parte, lo que ha dado ocasión a éste para reservarse la letra pequeña, imponiendo requisitos. Aunque la situación provocada por esa fiscalidad haya mejorado, seguimos siendo los andaluces los peor tratados ante un hecho como es la muerte, que es el que más iguala a los humanos. Por eso nada tiene de extraño que sea en Andalucía donde más renuncias de herencias se producía, lo cual, pese a la mejora en fiscalidad, se incrementaba cada año. También esta fiscalidad ha provocado en tiempos muchos cambios de domicilio fiscal, fundamentalmente a Madrid.

La mejora que entró en vigor el 2 de agosto de 2016 era casi simbólica, porque aunque el mínimo exento se amplió a 250.000 euros, si se sobrepasaba en 1 céntimo esa cantidad se tributaba por la totalidad. Por ello, en 1 de enero de 2017 se corrigió esa sinrazón. Ahora el mínimo exento para esos descendientes y adoptados se ha elevado hasta un millón de euros, con entrada en vigor el 1 de enero de 2018 y ha sido el precio pagado para el voto del C's, para la aprobación de los presupuestos. Esto es, sino se demuestra que el heredero tiene un patrimonio de un millón de euros, porque en tal caso no hay exención.

La reforma es de importancia y hay que agradecérsela a C's, aunque su líder andaluz haya sido con la Junta menos exigente que sus colegas de Murcia y Madrid. También a la Junta, que por trasnochadas razones de ideario ha consentido la reforma con dolor de corazón, poniendo limitaciones para minorarla. Confío que mi próximo artículo sobre este impuesto sea para celebrar que también se exceptúan del pago las donaciones a los hijos para comprar una vivienda, derogando el requisito de ser menores de 35 años.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios