El callejón del gato

La foto del espejo

No creo que haya nadie que no sepa que la COVID-19 es una catástrofe y un drama para el empleo

No sé si la idea partiría del Propio Casado o de alguna lumbrera de las que se ocupan de proyectar su imagen, pero no capto el beneficio que le pudiera aportar al líder del PP la foto en el cuarto de baño posando compungido frente al espejo que ha colgado en su cuenta de Instagram. Por lo pronto ha dado lugar a un aluvión de memes en las redes sociales con montajes donde se han visto reflejados en el espejo el líder de VOX Santiago Abascal, el expresidente José María Aznar o el mismísimo Francisco Franco dándole una réplica de lo que su persona representa. En cuanto al agua corriendo con el grifo del lavabo abierto, no alcanzo a percibir su significado en una composición que supongo habrá sido estudiada hasta el último detalle. Greenpeace España, se ha sumado a las críticas recordándole que el agua es un bien muy preciado y no tiene sentido desperdiciarla de esa manera. Por mi parte, sin entrar en mayores descalificaciones, si a la foto le añadimos el texto que la acompaña, cuanto menos, me parece un mensaje inútil. Dice literalmente: "Esto es una catástrofe y un drama en empleo. Aquí nadie va a ganar y ya hemos perdido demasiado todos. Más de 20.000 compatriotas fallecidos merecen nuestro respeto, homenaje y luto". No creo que haya nadie que no sepa que el COVID-19 es una catástrofe, un drama para el empleo, que nada ganamos, que todos perdemos, y que hay más de 20.000 muertos que merecen nuestro reconocimiento y respeto. ¿Era necesario que viniera el líder del PP a ponernos al corriente de lo que estamos padeciendo por culpa de una extraña pandemia, como si los demás permaneciéramos en la ignorancia? ¿Acaso somos unos desaprensivos que necesitamos que Casado nos recuerde la crisis que estamos tratando de sofocar con nuestro cívico comportamiento? Llevamos más de cuarenta días confinados y preocupados por la incertidumbre que nos provoca un virus cuyas consecuencias no conocen ni los científicos más reconocidos. Mientras que en los demás países los líderes de la oposición están arrimando el hombro para combatir junto a su Gobierno a un virus desconocido que se propaga como un fuego que nadie sabe por dónde aparecerán las llamas, en España Pablo Casado se limita a exteriorizar su pesar, mostrando al público su figura dolorida y enlutada para que le acompañemos en el sentimiento. ¿Se puede tener un comportamiento más inútil para combatir el COVID-19 tratándose del líder del principal partido de la oposición?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios