érika repitió curso. Siempre fue una niña con muy buen comportamiento y muy buena actitud. Simplemente, se despistó. Desde entonces no ha tenido grandes problemas académicos y ya está en 3º de ESO. Es de las que se apuntan "a un bombardeo". Cualquier actividad fuera de lo académico le llama poderosamente la atención y no duda en participar. Escribe unas reflexiones dignas de persona adulta, con una gran profundidad, honestidad y claridad. Habla muchas veces de lo cotidiano, expresando sentimientos y situaciones que nos dan que pensar. Francis es tímida. No enciende la webcam cuando nos conectamos. Tiene unas calificaciones excelentes en algunas asignaturas y en el límite, en otras. Debe ser de las que se vuelca cuando le interesa algo, como todo el mundo. Lo suyo es la prosa poética y la poesía. Es capaz de crear unas imágenes mentales impresionantes. Su estilo no es lineal. No hay una trama, ni la idea de llegar a ningún destino. Le interesa jugar con el sentido de las frases y las palabras, sugerir, ser ambigua a veces y que sea la persona que lee quien complete el significado y lo haga suyo.

María es una muy buena alumna, aunque me dicen que está pasando una racha un poco complicada en lo personal. Escribe como lo puedo hacer yo. Es impresionante su madurez en la expresión. Ella es una auténtica contadora de historias, de las que te enganchan, capaz de sorprender y dejar atónito al más veterano lector. El factor sorpresa es su gran baza. La variedad de temáticas y golpes de efecto, también. Un pequeño dato: ha suspendido lengua en el último trimestre. Cosas incomprensibles de nuestro sistema educativo. Es impresionante que sean capaces de escribir textos tan interesantes con esa edad, en tan solo diez minutos e inspirados en grandes piezas de la historia de la música. Lo mismo escriben a partir de Leonin o Perotin (grandes polifonistas de los siglos XII y XIII), que con Carl Philip Enmanuel Bach (siglo XVIII) o con la primera pieza electrónica de Stockhausen.

Solo necesitan ser escuchadas, ser tenidas en cuenta. Necesitan una válvula de escape para dar rienda suelta a sus vivencias, sentimientos y reflexiones… y la han encontrado en las grandes creaciones de la humanidad. Gracias, Érika, Francis, María. Gracias, de corazón, por la lección de humildad que dais al mundo adulto, académico y prepotente. Gracias por ser, estar y compartir. El futuro es vuestro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios