El callejón del gato

Los gestos de Pablo Iglesias

Pablo Iglesias necesita hacer gestos de cara a sus antiguos seguidores

Es público y notorio que Pedro Sánchez dijo que no iba a dormir tranquilo con Podemos en el gobierno. Pero a la vista del resultado de unas elecciones que se celebraban por segunda vez, había dos posibilidades: pactar con Podemos un gobierno de coalición, o aventurarse a convocar unas terceras elecciones. Utilizando una cita que he leído recientemente del periodista Mikel Urrietavizcaya, invocando a Baltasar Gracián: "No basta la sustancia, requiérese también la circunstancia". Ahí está el detalle. Dadas las circunstancias Pedro Sánchez optó por el gobierno de coalición antes de someternos a una tercera votación cuyos resultados pudieran repetirse, encontrándonos en la misma situación. No creo que el Presidente del gobierno mintiera, como manifiesta la derecha en sus reiteradas acusaciones, sino que no tuvo más remedio que cambiar de opinión obligado por las circunstancias. Y si analizamos la situación tal y como hoy se nos presenta, son compatibles el mantenimiento de un gobierno de coalición con el padecimiento de alguna noche de insomnio. Unidas Podemos está en una tesitura que necesita hacerse notar. Muchos de sus seguidores fueron aguerridos adversarios del sistema establecido, la "casta", y Unidas Podemos se ha incorporado a la "casta". En lo personal, no es lo mismo el Pablo Iglesias de Vallecas que el Pablo Iglesia de Galapagar. Y con Irene Montero en el Gobierno, es la primera vez en la historia que dos miembros de la misma familia gozan del privilegio de compartir mesa en el Consejo de Ministros. Pablo Iglesias necesita hacer gestos de cara a sus antiguos seguidores y piensa que su acercamiento a Bildu puede ser un buen reclamo. Ni los votos de Bildu son necesarios para la aprobación de los presupuestos, ni Bildu necesita que nadie le diga lo que tiene que votar en la Cámara. Es Pablo Iglesias quien requiere la foto con Bildu para distinguirse de la oficialidad en la que, por más que le pese, se ha establecido. Que Unidas Podemos hiciera una propuesta dentro del Gobierno de prohibir los desahucios en determinadas circunstancias mientras dure la epidemia sería lo normal. Lo que no tiene sentido es el compadreo con ERC y BILDU, para registrar una enmienda a los Presupuestos del gobierno del que forma parte. Son gestos con los que Pablo Iglesias quiere convencer de que no pertenece a la "casta", perteneciendo a la "casta". Gestos que alguna vez pueden desvelar a Pedro Sánchez, pero la coalición no peligra.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios