Opinión

carolina lafita

48 horas

Se ha hecho un gran trabajo, un proyecto ganador que no ha dejado de sumar adhesiones

A punto de cumplirse un año desde que el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, anunciara la intención del Ayuntamiento de presentar la candidatura de la ciudad de Almería a Capital Española Gastronómica en 2019, lo que entonces era un sueño está a solo dos días de hacerse realidad. Con el viento a favor después de que la organización anunciara la desestimación de la propuesta de la rival de Almería "al no entregar toda la documentación solicitada", pero con el cosquilleo propio de los grandes momentos, esperamos que la decisión del Jurado sea el miércoles la de anunciar que Almería será la próxima capital gastronómica nacional en 2019, tomando así el relevo de León. La designación, además de hacer justicia al intenso trabajo realizado por el gran equipo del Área de Promoción de la Ciudad, posicionará a la capital, pero también a la provincia, como destino turístico gastronómico, un segmento en auge que solo puede reportarnos beneficios para nuestros productos, nuestra industria agroalimentaria, nuestros bares y restaurantes, nuestros hoteles y comercios y, en definitiva, para la imagen de la marca Almería. Se ha hecho un gran trabajo, un proyecto ganador que no ha dejado de sumar adhesiones y el aplauso generalizado para una candidatura que ha sido también la suma de un gran esfuerzo por parte de todos, un ejemplo de unión, comenzando por las propias instituciones, al igual que ocurriera en el año 2005 con la celebración de los Juegos Mediterráneos, de tan buen recuerdo para todos. Hemos conseguido hacer realidad un proyecto ilusionante que ha encontrado el necesario respaldo social, con más de diez mil avales, y de sectores fundamentales, como los hosteleros, cocineros, bodegueros, hoteles, medios de comunicación y, por supuesto, la agricultura y la pesca… Todos a una en el deseo de hacer de nuestra gastronomía un elemento diferenciador de nuestro producto turístico. Almería ya no es solo sol, playa y bonitos paisajes. Si todo va bien, a partir del miércoles la gastronomía será también uno de los pilares turísticos. A nuestras conocidas tapas se irán sumando nuevas ofertas gastronómicas, tradicionales y de vanguardia, nuevas experiencias para clientes ávidos de probar cosas diferentes elaboradas con productos de primera calidad. Pero si todo va bien, el miércoles no habremos llegado al final del camino. Más bien al contrario, comenzará de verdad el reto de demostrar que somos una verdadera Capital Española de la Gastronomía.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios