Afortunadamente el ritmo de vacunación contra el virus de la COVID-19 está siendo vertiginoso en Andalucía, con una media diaria de las que nos podemos sentir más que orgullosos todos los que pertenecemos a esta comunidad y que, la verdad, está suponiendo un gran alivio. Sin embargo, el mensaje sigue siendo claro: no lancemos las campanas al vuelo. Las autoridades sanitarias y las administraciones están haciendo lo posible en esta pandemia para mejorar nuestra calidad de vida. Sin embargo, en paralelo, los científicos continúan trabajando contra un virus del que todavía se desconoce mucho. Pese a la vacunación, aún se está registrando una media de casos diarias que rara vez baja del millar en la región. En Almería estamos muy bien, sí, pero el enemigo está ahí. Y está por ver si aún con la vacunación estamos a salvo. Ayudar, por supuesto que lo está haciendo, pero ya se dan casos de personas vacunadas que están contrayendo la enfermedad. Probablemente el verano sea tranquilo, pero porque también lo fue el pasado sin vacuna. Veamos después. Por eso, pido prudencia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios