El músico que da nombre al Auditorio

El trabajo del maestro Padilla, fue declarado Bien de Interés Universal por la UNESCO en 1989

Hace 60 años de la muerte de José Padilla Sánchez (Almería, 1889-Madrid, 1960). "Acercarse a José Padilla es una continua sorpresa, un torrente que no acaba. Si la vida supera la ficción, la de Padilla, apasionada e intensa, es una prueba de que no hay nada más increíble que la propia vida". Escribiría la sobrina del músico, Eugenia Montero.

De su repertorio más conocido, "La Violetera" o "El Relicario" las popularizaron, Raquel Meller y Sara Montiel, pero su primer gran éxito llegó en 1925. Se estrenaba "Valencia" el 11 de noviembre en la voz de Mistinguett, que generó en un año 25 millones de francos por la venta de más de 22 millones de discos.

Alcanzó fama mundial como "tierra de las flores, de la luz y del amor". No se olvida de las valencianas que "…todas tienen de las rosas el color", y que los amores "… son floridos como ramos de azahar". En realidad la canción nació para la zarzuela "La bien amada", pero pronto ganó su autonomía por su melodía y la musicalidad. Fue el gran éxito de Broadway en "Great Temptations". Incluso, los monjes del Tíbet la cantaban al final de algunos de sus rezos.

En 1926 Irving Cummings rueda "La estrella de Valencia". El pasodoble conmovió al magnate americano, Marcus Loew, fundador de la Metro G. Mayer y gracias a él en los Estados Unidos dos teatros llevaron su nombre.

De todo esto se hacía eco el New York Times, lo que le valió para que estudios de Hollywood decidieran incorporarla a sus películas, unas veces con consentimiento de autor y otras sin él, lo que les llevó a que se les demandara. El mismísimo Chaplin también fue demandado. "La Violetera" ha sido la partitura que más litigios provocó (7). Chaplin conoció a la Meller y quedó fascinado y quiso contratarla para el film "Luces en la ciudad", que interpretó Virginia Cherril. Grandísimas voces la cantaron: José Carreras, Kraus, Mario Lanza, Bing Crosby, Dean Martin o Helmutt Loti.

El maestro Padilla demandó a la Paramount, que no dudó en utilizar la partitura para la película "Rumba" (1935) que protagonizaron Carole Lombard y Georges Raft. Son muchos los cineastas que se han nutrido del talento de este almeriense universal: Fellini, Martin Brestt, Ripstein, Ridley Scott, Kurosawa, Woody Allen, Rossi, etc. El trabajo del maestro Padilla, fue declarado Bien de Interés Universal por la UNESCO en 1989. Compuso también el Himno de la Coronación, de la Virgen del Mar, con letra de Manuel del Aguila.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios