La Buhardilla

Una necesidad desatendida

La pregunta es: ¿cuándo la atención sexológica, será un tema que sea tomado en serio por los sistemas de salud?

Las autoridades sanitarias de Bélgica quieren regular la profesión de sexólogo, un oficio que el Consejo Superior de Salud (CSS) belga propone dotar de una definición legal, una formación académica específica con prácticas supervisadas y un código ético". Esta noticia circula estos días por diferentes medios de comunicación. El Consejo Superior de Salud (CSS) resaltó en un informe, que el 90 % de los hombres y el 84 % de las mujeres, que declaraban haber sufrido problemas sexuales y reconocían que nunca habían solicitado ayuda profesional. Además, dio a conocer otra investigación hecha en 2012 en la mitad norte de la nación belga, en la que el 35 % de los hombres y el 43 % de las mujeres de entre 14 y 80 años, declaraban haber sufrido al menos un problema relacionado con el sexo. Ante ello, las autoridades sanitarias belgas, han decidido regular la sexología como "una profesión integral independiente, y no como una especialización de otras profesiones". La CSS belga, insta a las universidades a crear grados de máster en sexología.

¡Vaya! Lo contrario que aquí. Porque aquí hubo una sociedad científica, la Sociedad Española de Intervención en Sexología (S.E.I.S.), que, junto a una universidad innovadora, la Universidad de Almería, y su Facultad de Ciencias de la Salud, en 2007, y superando todo tipo de obstáculos, dieron el paso de implementar el primer Máster Oficial en Sexología, en el todo Espacio Europea de Educación Superior. Luego nos siguió, con nuestro apoyo, la Universidad Camilo José Cela de Madrid. De modo que los belgas van tarde, en lo que se refiere a la formación. Pero van por delante, en el reconocimiento de las autoridades sanitarias, de la necesidad de regular la profesión de sexología de forma integral e independiente. Aquí, todo lo contrario: oídos sordos por parte de nuestras autoridades sanitarias, y oposición de los colegios profesionales, a nuestras demandas.

La pregunta es: ¿cuándo la atención sexológica, será un tema que sea tomado en serio por los sistemas de salud? ¿cuándo la educación sexual, será un tema tomado en serio por los sistemas educativos? Y ¿cuándo será regulada de una vez por todas, la profesión de sexología?

Pues sería una pena que los belgas se nos adelanten, cuando aquí, en España, y más concretamente en Andalucía, hemos sido pioneros en el establecimiento en una formación oficial e integral en Sexología, gracias a una Universidad concienciada e innovadora, la UAL, y a una sociedad científica, que lo tiene como objetivo, la SEIS.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios