DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

De nuevo

El PNV, pretende con la derogación de la ley acortar la estancia en la cárcel de vascos que pertenecieron a ETA

Vuelvo a referirme a la prisión permanente revisable, de la que escribí hace tan sólo cuatro jueves, y lo hago porque hoy se está debatiendo en el Congreso la toma en consideración de una proposición de ley del PNV, que pretende su derogación y que a la vista de lo manifestado por los portavoces del PSOE y Podemos, se va a conseguir. Sólo lleva en vigor desde marzo de 2015 y le supongo informado de las características de esta pena, que se reserva para supuestos de excepcional gravedad y que existe en Francia, Alemania, Italia, Bélgica, Austria y Suiza, entre otros países europeos, sin más diferencias que la revisión se produce a los 15 años y aquí a los 25. No se puede dejar de pensar que el partido proponente, el PNV, pretende con la derogación de la ley acortar la estancia en la cárcel de vascos que pertenecieron a ETA.

La ley que aprobó el PP fue recurrida ante el TC por el PSOE, con fundamentos que ignoro, pero que me extrañan, porque según la Constitución las penas privativas de libertad están orientadas hacia la reeducación y reinserción social, que es precisamente lo que quiere constatar la revisión en la prisión permanente. A la portavoz del PSOE, Margarita Robles, le he oído sus razones en una entrevista telefónica, y quizás por no ser militante de su partido, me ha parecido que no conoce muy bien los argumentos del recurso. Lo que ha hecho C's ha sido presentar una enmienda a la totalidad, con un texto alternativo, que aboga por incluir las condiciones de acceso al tercer grado para delitos de especial gravedad. Así, -dicen- se ganaría tiempo para que el tribunal resuelva el recurso de inconstitucionalidad, presentado por el PSOE.

Desgraciadamente se han sucedido crímenes horribles que están en la mente de todos, como los de Mari Luz Cortés, Marta del Castillo, los hijos Ruth, Diana Quer, las hijas de David Oubel y, ahora, el del niño Gabriel, y es natural que la gente, conmovida, secunde la iniciativa del padre de Diana y se recojan tres millones de firmas para que a los autores de estos asesinatos les pueda ser aplicada la medida, consistente en revisar su situación psicológica antes de ser puestos en libertad.

Se habla de legislar en caliente y que la Justicia no es venganza. Los que quieren que se conserve el ánimo frío, sí que politizan el dolor cuando les conviene. Los políticos deben hacer algo más que asistir a los funerales y dar el pésame por las redes sociales: legislar. Por cierto, ¿no les parece que algunos de los protagonistas del último suceso sobreactúan demasiado?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios