Pues yo lo veo así

No en mi patio

La población española está de acuerdo en que hay que luchar contra el cambio climático, pero sin que toquen nuestro bolsillo

Esa expresión se puso de moda tras una encuesta en Estados Unidos sobre las centrales nucleares. La gente estaba de acuerdo. Sí, sí. Estoy de acuerdo; instalen centrales nucleares; pero "not in my yard". No fue una novedad, ni tampoco parece haber quedado en el desván. En una encuesta reciente la gran mayoría de la población española está de acuerdo en que el cambio climático es un gran problema, en que hay que luchar contra el cambio climático. Pero sin que toquen nuestro bolsillo. Lo que es extensible a "sin que toquen mi modo de vida". Es decir: la mayoría piensa, según esa encuesta, que "se haga" lo que sea necesario…siempre que no me afecte. Curiosamente, todos tenemos justificación para concluir que siempre hay otros con más obligación que nosotros, y que mientras ellos no empiecen, pues ya está: que no cuenten con nosotros. Pero en esto no hacen más que seguir el ejemplo de los países que han participado en el G20, y que nos tememos que no se diferenciarán mucho de sus decisiones de la cumbre del clima: si hay grandes potencias que no están por la labor, ¿por qué vamos a estarlo nosotros? Todo lo contrario sucede cuando se trata de repartir beneficios. En ese caso tenemos la tendencia a ocupar los primeros lugares. Por ejemplo, cuando se trata de los presupuestos públicos, toda autonomía, toda provincia, toda ciudad o pueblo piensa que "merece más"; que han salido perjudicados en la distribución. O cuando se habla de la PAC, sea cual sea el criterio utilizado, siempre será injusta porque todos están seguros de merecer más y por tanto salen claramente perjudicados. O en las distribuciones de las asignaturas o las horas de clase los distintos gremios están diciendo que su disciplina es sumamente importante y que no se les conceden ni los cursos ni las horas imprescindibles para la formación de los alumnos o para atender las necesidades laborales de los docentes. Y así sucesivamente. En una primera impresión todas estas posiciones adolecen de un gran problema: No se tiene, o no se utiliza una visión de conjunto. Todas son posiciones sesgadas, limitadas, parciales. Esa visión posiblemente distorsionada se manifiesta en que no se hacen públicos o no se ponen encima del tablero los criterios en función de los cuales han de hacerse las distribuciones, es decir, no se contrastan los criterios que yo pueda aducir con los que puedan presentar los otros que "participan" en el reparto de beneficios.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios