Con las personas

También es el momento de volver a aportar a las comunidades autónomas los recursos que el PP frenó

Es el momento de la esperanza para millones de personas en España que miran con ilusión esta nueva etapa política e institucional que se abre para solucionar los graves problemas que nos deja la derecha, y hacerlo con la firmeza que nos proporcionan los mecanismos legislativos de nuestro Estado de Derecho, más saludable que nunca. Como afirmó Pedro Sánchez en su intervención ante el Congreso, es preciso afrontar urgencias que no admiten la más mínima demora. Y la primera medida anunciada es la creación de un Comisionado contra la Pobreza Infantil, que dependerá de forma directa de la Presidencia del Gobierno.

Frente al austericidio del PP y a un presidente -Rajoy- que pasará a la historia como el creador de una nueva clase social, la del trabajador pobre, el Gobierno del PSOE va a afrontar urgencias sociales, como la puesta en marcha de un Pacto de Rentas, con el que dignificar los salarios de los trabajadores.

Abordar la desigualdad salarial entre mujeres y hombres, impulsando la Ley de Igualdad Salarial; aprobar una Ley que asegure la igualdad de género en el empleo, y comenzar a aplicar las medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, son iniciativas que ahora se ven más cerca. El PSOE lleva en su hoja de ruta robustecer el Estado del Bienestar para combatir la pobreza, como eje central de su programa de estabilidad social, y resituar el Pacto de Toledo en el lugar que le corresponde, tras los envites propinados por el Gobierno del PP a las pensiones durante la pasada legislatura.

También es el momento de volver a aportar a las comunidades autónomas los recursos que el PP frenó, que en Andalucía se compensaron con la apuesta de la Junta para no recortar en servicios, y recuperar la Ley de Dependencia de Zapatero para hacer frente a la dramática herencia que nos deja el PP, de 300.000 personas que tienen derecho a estas prestaciones pero que no reciben ninguna ayuda ni servicio. Es urgente un Plan que aborde esta situación, especialmente con la financiación, porque son las comunidades autónomas, casualmente las presididas por gobiernos socialistas, como Andalucía, con Susana Díaz al frente, las que están soportando sobre sus presupuestos el mantenimiento del Sistema Nacional de Dependencia. Satisfacción, en definitiva, porque los nombramientos ministeriales dibujan una estrategia clara para formar un Gobierno solvente y capaz de resolver los problemas de la gente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios