Alhadra

MIGUEL MARTÍN Pablo la

Cuando la televisión marca la actualidad

De los últimos años de profesión recuerdo muchos momentos dignos de atesorar. Aunque también guardo otras experiencias que preferiría no haber vivido. Algunos de ellos comenzaron un 28-F que marcó a todo el país. Fue la primera vez en la que pude vivir con toda su fuerza el ciclón de un fenómeno mediático con ramificaciones internacionales. Aún hoy algunos me preguntan por qué creo que ese desgraciado crimen tuvo la difusión que tuvo. Yo sigo sin saberlo. No menos dramáticos fueron los crímenes de Míriam, de Andrei y, más recientemente, de Sergio. Por citar unos pocos. Lo que sí me queda claro es que una clave indispensable es que la televisión decida que algo es noticia y centre sus esfuerzos y desvelos en ese tema. ¿Había alguna diferencia entre Diana Quer y Manuela Chavero o Francisca Cadena? Posiblemente, pocas. Pero una fue noticia durante meses y las otras a duras penas aparecían en programas de sucesos. El problema es no saber dar carpetazo a una historia cuando llega el momento. Porque se puede aumentar el dolor de las víctimas. Por favor, dejen que descansen de una vez.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios