Opinión

diego cruz

Más tierra de cine que nunca

Estoy seguro de que aún nos esperan grandes alegrías y mucho futuro como plató natural

Acabamos de asistir a la edición del Festival Internacional de Cine de Almería (FICAL) más determinante de todas las celebradas hasta ahora. Ha sido así porque apostar en estos momentos tan complicados para todos por el cine como un elemento de dinamización cultural y social, generador de empleo y riqueza para muchas personas, era más importante que nunca. Ya lo decía nuestro alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, hace unos días: el cine no solo llena salas, sino que ayuda a llenar bares, hoteles, restaurantes… Y eso había que tenerlo muy presente.

Lo sencillo hubiera sido suspender el festival. Y todo el mundo lo habría entendido, por eso es de justicia resaltar el gran esfuerzo que ha realizado todo el equipo humano de FICAL, con la Diputación Provincial de Almería a la cabeza, para sacar adelante, y de manera tan brillante, esta edición, que no era fácil. Ahí ha estado también el Ayuntamiento de Almería aportando su granito de arena.

Y ha salido adelante y ¡de qué manera! El trabajo de tantas personas ha permitido que el programa de la XIX edición de FICAL se desarrollara casi al completo, adaptando las actividades a las condiciones actuales, con charlas telemáticas, reducciones de aforos… pero con la misma esencia de siempre y más fuerza que nunca.

El Paseo de la Fama de Almería, frente al Teatro Cervantes, ha crecido también este año. Con las estrellas del director almeriense Manuel Martín Cuenca y los actores Antonio de la Torre y Javier Cámara ya suman veinticinco. Un paseo aún más lleno de talento con la incorporación de estos tres grandes que han dejado su huella en la historia del cine español y desde ya, de manera muy especial, en la ciudad de Almería. Cada uno de ellos ha demostrado una gran capacidad para entretener, emocionar y divertir. Y eso, estaréis de acuerdo conmigo, es muy necesario en estos tiempos.

Hoy, aún con la resaca de este FICAL diferente, quiero felicitar a todas las personas que de alguna forma han contribuido a que Almería sea la 'tierra de cine' que es. Estoy seguro de que aún nos esperan grandes alegrías y mucho futuro como plató natural. Volverán las salas de cine llenas, los rodajes,… porque aún hay muchas historias que contar y qué mejor escenario para contarlas que Almería y su Festival Internacional del Cine para disfrutarlas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios