Una cuestión de medida

Los portavoces de la mayoría gobernante no deberían intervenir siempre en las sesiones parlamentarias de control al presidente.