La UE demanda solidaridad energética

Es exigible al Gobierno español que defienda los intereses del país pero mal hace con trasladar un discurso beligerante cuando ahora se demanda solidaridad

La Comisión Europea acaba de aprobar un reglamento en el que solicita a los Veintisiete que reduzcan un 15% su consumo energético desde el 1 de agosto a marzo del próximo año. Prevenir antes que curar. El organismo pretende anticiparse a las consecuencias de un corte total del suministro del gas ruso a los países europeos, dentro de la estrategia con la que juega Putin para dividir a los países de la UE ante la invasión de Ucrania. Las medidas de racionamiento de gas afectarían, en principio, a las instituciones y la industria, en ningún caso a los hogares. Mañana serán debatidas por los ministros del ramo. La Comisión pretende imponer los recortes si no se adoptan voluntariamente. Llama la atención la contundencia del rechazo del Gobierno español a la propuesta. La vicepresidenta Teresa Rodríguez considera que no puede asumir un "sacrificio desproporcionado" cuando ni siquiera se ha consultado. En esto último lleva razón. Pero también que si la Comisión Europea ejerce como un Gobierno es lógico que ejerza sus competencias. Es cierto que el ahorro que se solicita a España puede equivaler a 45 días de consumo de gas. También que el país ha tomado medidas para asegurarse su abastecimiento en los próximos meses, incluso aceptando pagar una factura superior a la que abonan otros países. También que, junto a Portugal, la península ibérica conforma esa isla energética que le ha permitido una excepcionalidad al topar el alza de los precios de algunos de los componentes de su tarifa energética. Y, por supuesto, es exigible al Gobierno que defienda los intereses nacionales en un asunto tan delicado y que puede afectar a su crecimiento. Pero mal mensaje se traslada a la ciudadanía con un discurso beligerante cuando la UE demanda mancomunar esfuerzos y afrontar unidos la amenaza ante la seguridad energética. No hay que irse lejos al recordar que España consiguió fondos europeos por los estragos de la pandemia gracias a una solidaridad que ahora también se demanda.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios