DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Los agravios fiscales de los andaluces

El impuesto de Sucesiones es injusto e impopular, y cuanto antes se logre su desaparición mejor será para Andalucía

Ciudadanos ha puesto encima de la mesa del nuevo Gobierno andaluz la exigencia de una rebaja sustancial del impuesto de Sucesiones que en la práctica lo equipare al de otras comunidades. En declaraciones públicas, el portavoz de la formación centrista y socio parlamentario de Susana Díaz ha reiterado que esa reducción impositiva es una condición no revisable para que dé apoyo a los Presupuestos de 2018, en los que la Junta tiene puestas muchas expectativas de que puedan ser de carácter expansivo tras demasiados años de fuerte restricciones. Más allá de las afirmaciones de cara a la galería, debe darse una negociación seria que permita reducir sustancialmente el agravio de los andaluces con el resto de los españoles a la hora de tributar por las herencias recibidas. No puede ser de otra forma: es sólo cuestión de tiempo, esperemos que poco, porque no es permisible socialmente que Andalucía sea una comunidad que castiga fiscalmente a sus ciudadanos. El impuesto de Sucesiones es un tributo destinado a desaparecer después de que comunidades con el dinamismo económico y social de Madrid lo hayan bonificado al 100%. Esa es la tónica en el resto de España y ese es el camino en el que debe moverse Andalucía. El Gobierno de Susana Díaz debe asegurarse por otras vías el aporte presupuestario que ahora le da ese impuesto, profundamente impopular y profundamente injusto. También en el IRPF debe haber margen de bajada. El aumento de recaudación que se va a producir gracias al ciclo económico en el que hemos entrado se debe aprovechar para acometer la reducción de la tarifa autonómica que está en los acuerdos con Ciudadanos. Se trata de propiciar una situación en la que los andaluces no tengan que soportar una presión fiscal mayor que la del resto de los españoles y que permita un clima favorable a la inversión, que es la clave de la creación de empleo. Cuanto antes se haga, mejor para Andalucía.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios