Tribuna

Luis Herrero Yélamos

Presidente del Centro Cultural Almeriense en Hospitalet de llobregat

Ángel Cazorla Olmo

En novela tradicional destaca sobremanera y con un brillo especial "El Pan y La Tierra". Una impresionante novela que refleja fielmente la crudeza de un tiempo pasado en la vida rural

Ángel Cazorla Olmo Ángel Cazorla Olmo

Ángel Cazorla Olmo

Si me preguntaran por un defecto de los almerienses, yo diría que, nuestro mayor defecto es la indolencia. Tenemos ejemplos históricos que así lo demuestra, como la dejadez en la supresión de la línea de tren por el valle del Almanzora, por poner un ejemplo lejano y significativo. Ante esa realidad que, algunos percibimos, en el Centro Cultural Almeriense de Hospitalet tratamos de poner en valor para un mayor conocimiento del público en general, aquello que es almeriense y que, es importante: personajes, instituciones, empresas etc.

Atendiendo a esa máxima que, desde hace varios años venimos cumpliendo, hemos realizado actos de homenaje y reconocimiento a personajes almeriense como Jesús de Perceval, Álvarez de Sotomayor, Cantón Checa, Gil Albarracín, Horacio Capel, Juan A. Fernández Rubio, Empresa Cosentino, Fidela Campiña, Celia Viñas y otros. Así como a los pueblos almerienses. En esa línea de reconocimientos, creemos que es de justicia y de obligado cumplimiento presentar para todos los almerienses a un hombre que, emigró de nuestra provincia, concretamente de Santa Cruz de Marchena, para recalar en Cataluña, y posteriormente en la ciudad de Lovaina, Bélgica. Donde; además de su trabajo diario sacó tiempo para estudiar y licenciarse en Filología inglesa y francesa, haciéndose a sí mismo, escribiendo y dejando una magnífica huella en su faceta de escritor, traductor, novelista y poeta.

Hablamos de D. ÁNGEL CAZORLA OLMO, un almeriense que, en la actualidad reside en la ciudad de Terrassa, y que a sus más de noventa años sigue teniendo la lucidez y la vitalidad del joven que aún lleva dentro.

D. Ángel Cazorla escribió literatura popular bajo el seudónimo de Kent Wilson, publicando innumerables novelas de bolsillo que, suponían una buena posibilidad de leer para aquellas personas ávidas de aventuras; recreando en ellas infinidad de personajes representativos del western americano, del que sabemos bastante los almerienses. Las traducciones de libros del inglés y francés al español fueron un medio de vida para D. Ángel, además de su trabajo como representante de una empresa textil en su vuelta a Terrassa. D. Ángel ha traducido más de doscientas novelas.

Pero, nuestro paisano es un grandísimo poeta, con una extensísima obra en todas las versiones de la poesía, donde destacan por cantidad los sonetos que, él construye con el máximo grado de maestría, ateniéndose con el mayor rigor a las reglas de la métrica, rima y ritmo, las que aplica con gran exquisitez y fluidez de verbo que, nos deja entrever su grandeza literaria

Don Ángel es una persona agradable, despierto, simpático y accesible, al que no se la ha subido a la cabeza la belleza de su obra, y ha preferido mantenerse en un discreto plano, sin darse demasiado a conocer. Y por eso, en el Centro Cultural Almeriense tomamos esta iniciativa de "abrir una ventana" para el mayor conocimiento del personaje y de su obra. Una obra en la que da rienda suelta a la su imaginación espacial, porque le atrae todo lo relacionado con el espacio, y de ahí surge "La Llave". En novela tradicional, además de otras, destaca sobremanera y con un brillo especial "El Pan Y La Tierra": Una impresionante novela que refleja fielmente la crudeza de un tiempo pasado en la vida rural de nuestra provincia. "El Pan Y La Tierra" es una obra maravillosamente hilvanada que, nos transporta a aquellos tiempos de trabajo duro y escasez para la supervivencia, donde los personajes aparecen tan reales que se hacen visibles en nuestros sentidos, y que puede considerarse como una de las grandes obras escritas por un escritor almeriense.

En El Centro Cultural Almeriense de Hospitalet de Llobregat, nos hicimos eco con anterioridad a la pandemia, de la magnífica obra de Don Ángel, y por tal motivo, en su día llevamos a cabo un merecido reconocimiento que, debido a su prolija, excelente y gran obra consideramos insuficiente. Por lo que, estimamos que es justo merecedor para que se le dé un mayor reconocimiento, por parte de las instituciones provinciales que corresponda, y que, así ocupe un lugar como referente de la literatura actual en nuestra querida Almería.

Debemos abandonar esa indolencia tradicional, interesarnos, mostrar al mundo y poner en valor todo aquello que nos representa.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios