Tribuna

alfonso berlanga

Profesor y escritor

Los Coloraos

El alcalde Pacheco y su acompañante Labella quieren coronarse para la posteridad, al igual que aquel alcalde franquista, como ejecutores del atentado contra el Pingurucho

Los Coloraos Los Coloraos

Los Coloraos

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida" Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha, cap. LVIII, 2ª p.

Esta reflexión de nuestro escritor universal es la que asumieron como propia los 22 liberales que un 24 de agosto de 1824 fueron ajusticiados por levantarse contra el poder absolutista de Fernando VII. Hoy, casi 200 años después, un alcalde, el señor Fernández Pacheco, don Ramón, y su acólita Labella, resucitando al monarca felón, pretenden atentar contra nuestra historia y nuestras señas de identidad eliminando de la plaza Vieja o de la Constitución el Monumento que, por suscripción popular y con el apoyo de todas las fuerzas políticas del Ayuntamiento, Alianza Popular incluida de la mano de su Concejal, Francisco García, se erigió en su memoria un 24 de agosto de 1988, restaurando en el lugar del que nunca debió faltar al demolido en 1943, ante la primera visita de Franco, por orden del alcalde Vicente de Navarro Gay.

Esta afición de los gobernantes de derechas a perpetuar la memoria de dictadores y tiranuelos -ahí está el Valle de los Caídos- y liquidar cualquier vestigio que englobe la palabra LIBERTAD forma parte, desgraciadamente, de nuestro común acerbo y nos retrotrae a épocas felizmente olvidadas. Pues bien, el alcalde Pacheco y su acompañante Labella quieren coronarse para la posteridad, al igual que aquel alcalde franquista, como los ejecutores del atentado contra el Monumento a los Mártires de la libertad. Porque, no nos engañemos, si, finalmente, consiguen su objetivo, una estructura de 150 toneladas de peso, de 17 metros de altura, con una cimentación ad hoc para asegurarlo que costó 30 millones de pesetas en su día, difícilmente va a poder desmontarse sin romperse o, al menos, sufrir un grave deterioro, por lo que trasladarlo a otro lugar -como nos quieren hacer creer- es prácticamente imposible, y habría que sustituirlo por otro nuevo, cosa que no creo que esta Corporación del Partido popular esté dispuesta a realizar.

Pero con todo, hablando en el lenguaje que parece interesarle al señor Pacheco y a la Sra. Labella, ¿cuánto le va a costar al erario público el caprichito de estos dos ediles? Si sumamos el traslado de los 21 ficus, ya creciditos, y su replantación en otro lugar -eso es lo que dicen-, más el nuevo solado de la plaza, cuyo material a la vista del proyecto no parece precisamente barato, el desmontaje del actual monumento y su traslado y montaje en otro lugar o su sustitución por otro, más la nueva ornamentación y mobiliario, tirando por lo bajo, ¿superará holgadamente el millón de euros?, ¿en torno a los 200 millones de pesetas que son los años que hace de la efeméride que celebramos cada 24 de agosto?. Y todo esto cuando tenemos necesidades mucho más urgentes que atender en la ciudad, que se lo pregunten si no a los vecinos de El Puche, La Chanca, Los Almendros, etc. por citar tan sólo a los más deprimidos o a los miles de vecinos que están sufriendo diariamente un mal servicio de limpieza, un ajardinamiento inexistente, unas infraestructuras deficientes o una falta total de instalaciones deportivas, culturales o de ocio. ¿A qué está usted jugando Sr. Alcalde? ¿Es que quiere imponer una vez más su voluntad a los miles de vecinos que le han dicho que deje la plaza como está? ¿o quiere retrotraerse al absolutismo del rey felón y borrar de un plumazo 200 años de la tan maltratada "libertad"? Le recomiendo, amablemente, que, al margen de ideologías y economías, no cree un problema donde no lo hay, que es lo primero que debe practicar cualquier gobernante que se precie, y, haciéndome eco de lo que dice en su página web de que es "un gestor de proyectos útiles y necesarios para nuestra ciudad" , dedique el dineral que va a costar esta empresa -que sale de nuestros impuestos, no lo olvide- a otras mucho más necesarias y que facilitarán la vida a miles de ciudadanas y ciudadanos almerienses. Ah!, y hablando de estética, sobre gustos no hay nada escrito señor edil, pero esa horterada de plaza que nos ha mostrado en el vídeo, secarral puro, y con unos montoncitos de vegetación en las esquinas, no parece muy mediterránea que digamos y sí bastante poco acogedora.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios