Tribuna

Antonio Pérez

Periodista

La historia de Almería tirada a la basura

De nada han servido las quejas de los vecinos para trasladar esos contenedores a otro lugar. Tampoco la propuesta de preservar el yacimiento

La historia de Almería tirada a la basura La historia de Almería tirada a la basura

La historia de Almería tirada a la basura

Situémonos en una casa nazarí almeriense entre los años 1.400 a 1.500 d.C. Una vivienda cómoda para su tiempo, con un patio con vegetación que hace la delicia de quien pasee por allá. Con un pozo de agua con el que saciar la sed y la limpieza y otras necesidades de una familia en sus quehaceres diarios bajo el sol o la lluvia de Almería.

Misma residencia, esta vez, en pleno siglo XXI, año 2018. Sobre el patio y el pozo de la que fue la casa nos encontramos unos contenedores subterráneos de basura bajo la calle Doctor Gómez Ulla que sirven para acumular los deshechos que generan a diario los ciudadanos de la Almería de la era moderna.

Como comentó el concejal de Servicios Municipales, Juan José Alonso, no es ninguna sorpresa que en cada obra que se ejecute en Almería se encuentre algún yacimiento de la época musulmana. Tampoco resulta sorprendente que tanto el Consistorio como la Delegación Territorial de Cultura de la Junta de Andalucía hayan concretado que este hallazgo carezca de valor histórico para disgusto de los almerienses. Unas fotos para la posteridad y listo. Ya las veremos en el Museo Arqueológico Provincial de Almería. Pero, sin más demora, las obras han seguido su curso mediante el "sistema manual" con máquinas que, una vez más, han destruido y enterrado otra parte de la historia de la ciudad.

De nada han servido las quejas de los vecinos para trasladar esos contenedores a otro lugar. Tampoco la propuesta de preservar el yacimiento o poner un cristal encima de los restos, como así quisieron hacer en la plaza Manuel Pérez. Todo, de nuevo, bajo los escombros y la basura. Mientras, Almería ve como sus monumentos más representativos, y que tanto nombre dio a la ciudad en tiempos de los árabes, se deterioran con el paso del tiempo.

¿Qué tienen las administraciones municipales y autonómicas contra la historia y la cultura de Almería? ¿Por qué la mayoría de hallazgos arqueológicos que aparecen los consideran de bajo o nulo valor histórico, al contrario de lo que pueda suceder en otros lugares como Granada? ¿La historia de Almería es tan poco importante que debe ser enterrada bajo la basura, como el caso de la calle Doctor Gómez Ulla, o bajo escombros, cemento y mármol, como han acabado los restos encontrados bajo la plaza Manuel Pérez?

Hace unos 3.600 años un enorme volcán destruyó por completo la isla de Thera, la actual Santorini, que fue residencia de la dinastía heleno-egipcia de los Ptolomeos. Hasta hace poco más de 1.900 años, Pompeya fue una de las ciudades más prósperas del Imperio Romano. Por desgracia, la ciudad y la población acabaron enterradas bajo el lodo y la lava del Vesubio. En los siglos XI y XII, Almería tuvo su mayor esplendor como capital de uno de los reinos de taifas, bautizada como la Puerta de Oriente, convirtiéndose en una gran ciudad comercial. Lamentablemente, la mano del hombre y la desidia cultural se encargarán de que un enorme cráter de toneladas de escombro y basura arrastre con todo el pasado, destruyendo todo su valor histórico. ¿Qué pensaría ahora el califa Abderramán III, quien convirtió en ciudad a Almería, si viera que todo lo que construyó durante sus 50 años de reinado se encuentra bajo la inmundicia? La basura puede ser aprovechable y reconvertirse en otros materiales. Pero no así la historia de Almería, por mucho que en colegios e institutos se estudie y se lea en libros elaborados con papel reciclable.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios