Tribuna

Miguel Cazorla

Portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Almería

Mi madre, como hija de la Vega tenía razón

Comparto con los regantes que primero hay que aprovechar el agua depurada, y después, en caso de ser necesario, tirar de agua desalada con extracción directa desde el mar

Mi madre, como hija de la Vega tenía razón Mi madre, como hija de la Vega tenía razón

Mi madre, como hija de la Vega tenía razón

Mal hacen determinados cargos públicos en tomar por tontos a los almerienses en general, y a los regantes y vegueros en particular, porque, como decía mi madre, hay tontos que tontos nacen, hay tontos que tontos son, y hay tontos que tontos hacen a los que tontos no son. Digo esto a cuenta de la polémica suscitada, y con razón, por los planes del equipo de Gobierno del PP con el agua desalada y, también, con la más que cuestionable gestión del agua depurada de la ciudad de Almería.

Hablando de torpes, la irrepetible película de Forrest Gump nos enseñó que tonto es el que hace tonterías. Y no es poca tontería ser partícipe, por acción o por omisión, de tirar al mar agua depurada perfectamente válida para el riego y, al mismo tiempo, sentarse a negociar un convenio con los regantes para cederles, a precio de oro, agua de la desaladora, que no es lo mismo que decir agua procedente exclusivamente desde el mar, pues, como ha quedado demostrado con informes técnicos de la UAL, hasta una cuarta parte del agua que llega a la desaladora lo hace desde el acuífero sobreexplotado del Bajo Andarax. No me negarán que esto no se le ocurre ni al que asó la manteca.

Por increíble que parezca, en esas estamos. Estos días hemos visto a una edil del equipo de Gobierno de Ramón Fernández Pacheco reconocer que son plenamente conscientes, desde hace ya tiempo, de que más de la mitad del agua que sale de la EDAR de El Bobar acaba en el mar a través del emisario de Costacabana. Es decir; el campo almeriense pasando sed, y tiramos el agua al mar, todo ello, con el conocimiento de quienes dirigen el Ayuntamiento de Almería. Por si fuera poco, los regantes me han trasladado personalmente que llevan años pidiendo al Ayuntamiento construir más balsas en las que almacenar agua depurada. Lamentablemente, tampoco esta petición ha sido atendida por quien tiene la responsabilidad de hacerlo. Y todo esto, como digo, sazonado con el abusivo precio que se pretende cobrar a los agricultores por el agua desalada: a 0,77 euros el metro cúbico, una cifra que, con los costes añadidos, se dispara por encima del euro -hasta 1,92 euros/m³ según denuncian los propios regantes-. Resumiendo: que al mismo tiempo que permitimos que se vierta al mar agua que al campo le sale prácticamente "gratis", pretendemos producir más agua desalada, aún a sabiendas del perjuicio que supone para el acuífero de Almería, e intentamos cobrarla más cara que si fuese gasolina. ¡Qué gran negocio!

Comparto con los regantes que primero hay que aprovechar el agua depurada, y después, en caso de ser necesario, tirar de agua desalada con extracción directa desde el mar. Huelga recordar que Ciudadanos siempre se ha posicionado al lado de los agricultores almerienses, y que, por supuesto, respaldamos que se deje de explotar el acuífero de Poniente, que es el motivo principal por el que se amplía la producción de la desaladora, pero nunca apoyaremos que sea a cambio de sobreexplotar otro acuífero, en este caso, el de Almería. Desvestir a un santo para vestir a otro no parece la más feliz de las ideas, máxime cuando la solución que planteamos es bien sencilla, aunque dentro del equipo de Gobierno municipal haya quien piense que esto es cosa de "magia". Lo que nosotros proponemos es, ni más ni menos, acometer la obra necesaria para garantizar que la totalidad del agua que llega a la desaladora procede del mar, algo que no sucede actualmente. También hemos propuesto varias veces recurrir a fondos de la UE para financiar esa obra, de modo que evitemos 'crujir' el bolsillo de los almerienses. Pero esto, según parece, es cosa de magufos. Aunque algo sí hay que reconocerle a la concejal de Sostenibilidad del PP: haber logrado el hito de poner de acuerdo a todos los partidos de la oposición (Cs, PSOE, Vox y Podemos) contra la falta de gestión del Ayuntamiento de Almería en materia hídrica. Sabido es que cuando el río suena, agua lleva… y hay tontos que tontos hacen a los que tontos no son.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios