Tribuna

Juan castilla

Jubilado y promotor para la economía en África

La pasividad enemiga ciudadana

Toda decisión política tiene consecuencias positivas o negativas para la economía y los ciudadanos. Cerrando empresas, se destruyen empleos, el consumo y los comercios

La pasividad enemiga ciudadana La pasividad enemiga ciudadana

La pasividad enemiga ciudadana

Raro es el ciudadano que antes de depositar su voto en la urna, halla analizado el programa del Partido al que entrega su voto. El día del voto, el ciudadano tiene una subida de adrenalina que lo bloquea para solo considerar el contenido ideológico del candidato por el cual vota. Ese día de Voto se olvidan las mentiras, las promesas no cumplidas, incluso la corrupción y lo peor, siempre se busca una excusa para justificar porqué vota de nuevo por los que lo engañaron, siempre el adverso es peor, mismo si no lo puede argumentar. Estos comportamientos se repiten generación tras generación. Gran parte de los ciudadanos no ha tomado aún conciencia de que el Diputado debe de estar a su servicio y dar respuestas a sus problemas y a los del país, pero nos dan imagen de preocuparse más de la defensa de los intereses de grupos económicos, en detrimento de los ciudadanos, eso es una forma de corrupción, ya que con el Dinero público se satisfacen en prioridad intereses de grupos económicos y no los de los ciudadanos, que cada día van a trabajar a sus despachos, a sus talleres o a sus comercios. No es normal ni justo que una Comunidad decida hacer una obra faraónica cuando faltan guarderías y que parte de los niños de barrios obreros reciben su enseñanza en barracones. Los Políticos no han dado respuesta a los desahucios, ni a la falta de viviendas sociales, miles de viviendas sin terminar, con sus estructuras semejantes a esqueletos vestigios de un apocalipsis económico, podrían ser transformadas en viviendas sociales con alquileres moderados, pero aparentemente es necesario mantener los alquileres altos, para favorecer los Buitres, a los cuales ciertos políticos han vendido las viviendas sociales, para mí es tan corrupto el Político como el ciudadano que ha votado por él, haciéndose su cómplice. A nadie le gusta pagar impuestos, pero cada ciudadano interrogado quiere disfrutar de buenas carreteras, de buenos hospitales, de buenos servicios de ferrocarril y baratos, de buenas pensiones de vejez mismo si recibió durante años parte de su salario en sobres, pero ante todo pagar muy poco impuestos, para ello buscan a comprar o vender sin factura y sin IVA. Los Politicos que ofrecen bajar los impuestos, mienten. Los agricultores no se aseguran en su mayoría contra los daños climáticos, pero si quieren que el Estado les cubra económicamente las pérdidas que sufren ocasionalmente. Muchos ciudadanos no tienen aún consciencia de que el Dinero Público es el dinero de todos ya que proviene de los impuestos que recauda el Estado y esta suma tiene sus límites. Los políticos saben el desconocimiento de los ciudadanos en lo que concierne los mecanismos de la gestión de las finanzas públicas, por ello los Politicos hacen promesas sobre promesas, sabiendo que serán incumplidas, salvo si endeudan más al país, es decir al ciudadano o aumentan los impuestos, lo que es impopular, por ello recurren con mayor frecuencia a aumentar la Deuda pública. Aprovechando el desconocimiento político o la indiferencia del ciudadano, los Politicos se pelean para lograr el sillón ya que nadie les pedirá cuentas más tarde. El ciudadano se convierte en cómplice de la degradación constante de la economía del país, por su pasividad y complacerse en una acomodada ignorancia de la política económica que se ejerce en el país. Toda decisión política tiene consecuencias positivas o negativas para la economía y los ciudadanos. Cerrando empresas, se destruyen empleos, el consumo y los comercios. Con el pretexto de luchar contra el CO2, se cierran minas de carbón y seguirán los cierres de Centrales Eléctricas Térmicas, se prepara el terreno a la electricidad de Francia y al Gas de Rusia que será redistribuido por Alemania. El ciudadano cuando vota debe ser consciente de que el Voto debe ser el medio reflexionado para sancionar las malas políticas y a los malos políticos. Por ello una nueva Política económica es necesaria

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios