Tribuna

Miguel Cazorla

Salvar vidas sin matar la economía

Tribuna del portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Almería 

Salvar vidas sin matar la economía Salvar vidas sin matar la economía

Salvar vidas sin matar la economía / Javier Alonso

En pleno confinamiento por el Covid19, desde Ciudadanos, con Inés Arrimadas a la cabeza, estamos mostrando un gran sentido de lealtad institucional, evitando todo lo posible la confrontación política, y además, proponiendo planes de choque especialmente enfocados a autónomos, pymes y resto de empresas. Y lo hacemos porque, por un lado, creemos que las medidas adoptadas hasta el momento por el Gobierno son del todo insuficientes, además de no haberse consensuado ni con las fuerzas políticas ni con representantes de autónomos ni empresarios. Por otro lado, porque creemos que, en estos tiempos de pandemia, no valen parches ni medidas sueltas, sino que la situación requiere de un plan de choque, completo y consensuado, que no deje a nadie atrás.

Sólo en Almería capital hay casi 13.000 autónomos. Y todos ellos han tenido que pagar religiosamente sus impuestos relativos al mes de marzo, un mes en el que un buen número de estos autónomos no han ingresado ni un céntimo de euro. Encima, todo indica que también van a tener que pagar todos sus impuestos correspondientes a abril, lo cual nos parece una barbaridad. Eso por no hablar de los más de 7.600 ERTES que, a fecha 6 de abril, se han planteado la provincia de Almería, de los cuales se han resuelto 5.644, buena parte en nuestra capital, y afectando principalmente a sectores como la hostelería, el comercio en general, y la pesca, donde en nuestra ciudad se contabilizan ya 13 ERTES presentados. Más del 95% de los afectados son pymes, y de ahí la imperiosa necesidad de protegerlos a toda costa. Así las cosas, necesitamos un plan de reconstrucción socioeconómica para toda España, y del que se beneficiará especialmente Almería, con sectores estratégicos sensibles como la agricultura o el turismo. Las medidas aplicadas por el Gobierno no deben ir encaminadas a paralizar la economía, sino disminuir en lo posible los desplazamientos y el contacto social.

En definitiva, se trata de pensar cómo ir descongelando la economía, y de hacerlo teniendo muy presentes a autónomos y pymes, a los que en breve les volverá a llegar la liquidación del IVA e IRPF. Ciudadanos le ha tendido la mano al Gobierno para tomar medidas valientes, y tan necesarias como consensuadas.

Aunque suele la memoria

morir con el tiempo,

también suele revivir

a vista de los objetos,

mayormente cuando son

para dolor sus acuerdos. -Calderón de la Barca-

Creo firmemente que la inmensa mayoría de las decisiones adoptadas estos días en materia de economía carecen de un plan definido y consensuado. Necesitamos de seguridad jurídica, certidumbre y alternativa económica. No es tan fácil proteger empleos diciendo que no se pueda despedir a nadie exigiendo y pidiendo a las empresas un nuevo esfuerzo sin aportar

nada de liquidez. En Almería tenemos el mayor porcentaje de concentración de autónomos de España, como decía anteriormente por la agricultura, pero también por el turismo y, cómo no, la piedra natural; los autónomos, pymes, empresas en general, que son nuestro verdadero motor económico, necesitan una respuesta clara a esta situación, y a mi entender sólo puede pasar por el aporte de liquidez inmediata para poder seguir manteniendo las empresas vivas y, con ellas, los puestos de trabajo, pues el 60% de ellas son empresas que han tenido que soportar la crisis del 2008 y están en fase de recuperar las inversiones que hicieron, pero sin liquidez.

Por ahora, el Gobierno de la Nación ha aportado soluciones de avales (80%) para poder obtener préstamos, ante lo cual, el otro 20% tiene que avalarlo la propia empresa. Con esto dan seguridad a la banca, pero al final quien tiene que pagar el préstamo es el empresario. No se ha puesto un solo céntimo encima de la mesa, salvo unas pequeñas líneas, y también hay medidas muy positivas acordadas por la Junta de Andalucía, pero con las que no basta para los autónomos, ya que es al Estado a quien le corresponde la adopción de ese plan de choque completo y consensuado. Dentro de ese plan, debe primar la liquidez, a ser posible aportando líneas al 0% de interés y con una carencia considerable y a largo plazo, todo ello para poder iniciar el restablecimiento de la economía.

Además de todo lo anterior, se antoja necesario el aplazamiento urgente de los impuestos, tanto el IVA, como IRPF, y del resto de obligaciones tributarias como la renta, para evitar asfixiar la economía empresarial. No olvidemos que, si no se hacen frente a los plazos del 20 de Abril, el tipo de interés a pagas a Hacienda desde el día siguiente es del 3.75%, y ante esto, que es competencia estricta estatal, nadie se ha pronunciado. Es cierto que se ha acaban de poner en marcha esta misma semana la demora del pago de la Seguridad Social con un aplazamiento, pero es necesario complementarlo con el aplazamiento del pago de los impuestos; cualquier otra cuestión es complementaria pero insuficiente.

“La política no es asunto propio, ni de filósofos, ni de moralistas;

la política es el arte de sacar a casa situación determinada el mejor partido posible” (Barrés).

El mejor partido posible en beneficio del pueblo. Por ello, hay que poner las bases para que podamos tener una pronta recuperación económica, y esto va a depender mucho de las medidas que tomemos ahora, y esa es nuestra responsabilidad, hacerlo con coherencia y cuidar al verdadero motor de nuestra económica que son los autónomos, pymes y el sector empresarial en general, y con ello a los trabajadores y familias. Cualquier otra cuestión serán paños de agua caliente y podremos lastimarnos y nos obligará a tirar de memoria, como decía Calderón, para mayor dolor de sus acuerdos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios