DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia

Calar Alto sigue su actividad por su contribución esencial al avance científico

  • La consejería ha informado que el observatorio continúa en funcionamiento pese al estado de alarma

Observatorio Atronómico de Calar Alto. Observatorio Atronómico de Calar Alto.

Observatorio Atronómico de Calar Alto. / D. A.

La consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad ha informado hoy de que el Observatorio Astronómico de Calar Alto, en Gérgal , continúa en funcionamiento a pesar del estado de alarma por la crisis sanitaria del COVID-19 por su "contribución esencial al avance científico".

Según ha indicado en una nota la Consejería -que gestiona estas instalaciones junto al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)-, este complejo de astronomía observacional tiene la consideración de "referente" en la Europa continental, al ser una Infraestructura Científica y Técnica Singular (ICTS).

Es una denominación que aglutina a las "grandes instalaciones, recursos, equipamientos y servicios, únicas en su género", que están dedicadas a la investigación y desarrollo tecnológico de vanguardia y de máxima calidad, así como a fomentar la transmisión, intercambio y preservación del conocimiento, la transferencia de tecnología y la innovación.

Por ello, continúa teniendo operativas sus "funciones críticas" para garantizar las condiciones excepcionales en las que operan el equipamiento y el instrumental -el más relevante es CARMENES-, "altamente sensibles a variaciones de temperatura o de cualquier otro tipo", con el fin de que cuando se reanude la actividad se puedan retomar sin graves incidencias en el material.

Tras decretarse el estado de alarma, el Calar Alto sí canceló todas las visitas al centro, comenzó a suspender progresivamente las observaciones y el uso de sus telescopios y redujo la presencia física de las 35 personas que conforman su plantilla en las instalaciones.

Actualmente, tan solo permanece en ellas un grupo de tres ingenieros encargados de realizar las labores de mantenimiento esenciales del equipamiento destinado a la investigación y de controlar los sistemas de prevención contra incendios, cortes de corriente y de conexión a internet o subidas de tensión.

El observatorio cuenta actualmente con cuatro telescopios: el de 1.23 metros, el de 1.5 metros, el de 2.2 metros, y el de 3.5 metros, el más grande del complejo.

Además, estos telescopios disponen de un parque instrumental que se renueva periódicamente, y entre los que destaca el Instrumento PANIC, que es una cámara infrarroja para estudiar la formación de las estrellas y, sobre todo, el Instrumento CARMENES, acoplado al telescopio de mayores dimensiones.

Se trata de un espectógrafo de alta resolución capaz de observar en el campo visible e infrarrojo, lo que lo hace único en el mundo, y que permite localizar exoplanetas como la Tierra que se encuentran en zona habitable para la vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios