Provincia

El Ayuntamiento de Felix solicita a Endesa cambiar el cableado del colegio

  • La eléctrica señala que el centro de transformación es de baja tensión y no hay riesgo

Baldomero Martínez tras solicitar una reunión en Endesa. Baldomero Martínez tras solicitar una reunión en Endesa.

Baldomero Martínez tras solicitar una reunión en Endesa.

La manifestación de padres y ecologistas hace unas semanas en la puerta del colegio San Roque de Felix para denunciar la tala de árboles del patio del colegio por parte de Endesa y para solicitar el soterramiento de los cables eléctricos así como el traslado del centro de transformación ubicado a dos metros del centro educativo han surtido efecto. El alcalde de la localidad, Baldomero Martínez, ha registrado hace unos días en la sede de Endesa un escrito para requerir una reunión con el responsable de zona del Poniente “para estudiar poisibles alternativas del trazado de los cables que pasan por el patio del colegio así como la ubicación del transformador”, explica.

La protesta de los progenitores, que ha recogido este periódico en varias ocasiones, va dirigida a Endesa por la subestación eléctrica que hay ubicada a dos metros de la pared del colegio y que recepciona el cableado del municipio. Los padres consideran que es un “escándalo” que esté tan cerca del centro y han solicitado a la Delegación de Educación conocer si el trazado eléctrico que cruza el patio del colegio además de la situación de la subestación de la compañía eléctrica cumple con la normatia en materia de seguridad en los centros educativos y “qué medidas se van a tomar al respecto”.

El regidor, Baldomero Martínez, ha solicitado una reunión para abordar la ubicación del transformador

Fuentes de Endesa han explicado a este periódico que el tendido existente en el colegio “no es de alta tensión sino de baja tensión” y han querido transmitir un mensaje de tranquilidad al señalar “que los trabajos de poda y tala que se han ejecutado en el colegio tienen como fin eliminar cualquier tipo de vegetación que esté cerca a una línea eléctrica con el riesgo que eso supone” ya que apuntan podrían provocar “cortes de suministro y hasta un posible incendio”.

Los padres también han denunciado a este periódico que “el poste se ubica en el interior de patio y la subestación fuera. Los niños, en más de una ocasión, se han quejado por recibir descargas eléctricas al contacto con la valla metálica y al tocar la parte metálica de los bancos”.

A este respecto, las citadas fuentes del departamento de comunicación de Endesa han explicado a este periódico que “las descargas eléctricas suelen ser por derivación y esos tendidos carecen de ello” al tiempo que apuntan que “es muy complicado que haya descargas en un centro de transformación” y que de haberlas “no sería un calambre pequeño si no que podría producir quemaduras”.

En cualquier caso, desde Endesa señalan que ya se ha informado a los técnicos para que realicen una revisión de esta subestación “que es muy normal en cualquier ciudad porque se ubican por todos los puntos del casco urbano” y que “se revisan cada tres años”.

La reunión del regidor con Endesa servirá para conocer si es posible o no el trasladao del centro de transformación y el cableado que sobrevuela el patio de este centro educativo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios