Provincia

El programa de las fiestas patronales de Gérgal arranca hoy con la lectura del pregón

  • José Antonio Cruz Sola pregonerá los festejos desde las 19:30 horas l La agenda de actos renovará las tres partes de las ‘relaciones’ entre Moros y Cristianos, el próximo fin de semana.

Las relaciones entre los dos bandos son el eje de estas fiestas Las relaciones entre los dos bandos son el eje de estas fiestas

Las relaciones entre los dos bandos son el eje de estas fiestas / Diario de Almeria

Gérgal abre hoy el programa de sus fiestas en honor a San Sebastián, las de Moros y Cristianos,y las más emblemáticas y añejas de la Villa y de la provincia, que continuarán durante el viernes, sábado y domingo de la próxima semana.

El programa arranca a partir de las 18:30 horas con la concentración de las agrupaciones de Moros y Cristianos en la Plaza Vieja. Una hora después. José Antonio Cruz Sola dará lectura al pregón de este año. La peculiaridad de estos festejos son “las relaciones”, enfrentamiento verbal entre moros y cristianos, y el baile de banderas. La indumentaria y la pólvora llenan las calles de color y olor durante las cuatro días del programa.

Con textos heredados de la tradición, la representación se divide en tres partes que coinciden con cada día de fiesta. En la disputa por la imagen de San Sebastián vencen cada día, de forma alternativa un bando distinto.

La Santa Misa, la tradicional guerrilla entre Moros y Cristianos; el espectacular desfile de Moros y Cristianos; la Solemne Procesión del Patrón San Sebastián , son los momentos más memorables de estas fiestas. Y cada año, el Ayuntamiento ofrece algún manjar gastronómico, como una buñuelada o migas a las 14:00 horas, del último día de fiesta. La degustación se podrá realizar al módico precio de 5 euros por persona, bebida incluida.

Las Fiestas surgieron para celebrar la victoria de los cristianos sobre los moros en la guerra que se produjo entre 1568 y 1570, con motivo de la sublevación de los moriscos. San Sebastián se instauró en esta época, al igual que en muchos pueblos del antiguo Reino de Granada, porque era el preferido por Juan de Austria, hermanastro de Felipe II, que mandaba las tropas cristianas. Los pueblos conquistados por su ejército se acogían al patronazgo de San Sebastián, pues para Juan de Austria era un modelo a imitar, guerrero, militar y defensor de la fé hasta la muerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios