Reciclaje de restos agrícolas como alimentación para ganado

Las obras del proyecto Frutilados del Poniente avanzan de la mano de Jarquil

  • Francisco Montellano, delegado de Industrial, Miguel Ángel Fernández, jefe de obra, y Antonio Luque, encargado de obra, acudieron recientemente al simbólico acto de inicio de los trabajos

  • Podrá producir 50.000 toneladas de producto y en la primera fase generará alimento para 13.000 cabezas durante un año

Marta Sánchez, ingeniera del proyecto, explicó los detalles de la obra recientemente, cuando se iniciaron los trabajos Marta Sánchez, ingeniera del proyecto, explicó los detalles de la obra recientemente, cuando se iniciaron los trabajos

Marta Sánchez, ingeniera del proyecto, explicó los detalles de la obra recientemente, cuando se iniciaron los trabajos / Anyo (El Ejido)

La constructora JARQUIL ya se encuentra acometiendo el desarrollo y la construcción de la nave de ‘Frutilados del Poniente’, un proyecto con implicación público-privada, cuya actividad estará destinada al reciclaje de restos agrícolas encaminados a alimento de ganado de alta durabilidad, a través de procedimientos de I+D+i.

Para ello, el Ayuntamiento y varias empresas se han unido a fin de solucionar uno de los grandes problemas del sector, como es la utilización y aprovechamiento de los residuos agrícolas orgánicos, ya que las plantas de compostaje existentes están trabajando muy por encima de su capacidad.

El proyecto se construye en una parcela cedida por el Ayuntamiento de El Ejido en el paraje La Molina de Las Norias de Daza

Recientemente se ha llevado a cabo el acto de colocación de la primera piedra de las instalaciones, en un acto que estuvo presidido por el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, y al que asistieron diversos miembros de la corporación ejidense y de las empresas que conforman este proyecto.

Igualmente, por parte de la empresa constructora, JARQUIL, estuvieron presentes Francisco Montellano, delegado de Industrial, Miguel Ángel Fernández, jefe de obra, y Antonio Luque, encargado de obra.

Es importante señalar que la factoría va a tratar unas 38.000 toneladas de residuos orgánicos agrícolas, lo cual servirá para la alimentación de unas 13.000 cabezas de ganado, aunque el techo de producción estará ubicado en las 50.000 toneladas. Todo ello estará ubicado en una superficie de 39.000 metros cuadrados ubicada en el Paraje de La Molina de Las Norias de Daza, cedida por el consistorio.

La ingeniera del proyecto destaca la sencillez del diseño modular, concebido para que pueda ser ampliado

Según Marta Sánchez, ingeniera del proyecto, “se trata de una fábrica muy sencilla, diseñada de forma modular para que pueda ir creciendo en función de la demanda. La construcción cuenta con una nave con oficinas, zona de acopio de paja, zona de ensilado y con una salida a granel para los ganaderos locales”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios