LEVANTE

El Ayuntamiento de Garrucha se cansa de esperar y gestionará el agua por sí mismo

  • El Pleno aprobará la medida de urgencia mientras se resuelve un recurso de Aqualia contra la adjudicación a Gestagua

La alcaldesa de Garrucha, María López, en un pleno dedicado al agua. La alcaldesa de Garrucha, María López, en un pleno dedicado al agua.

La alcaldesa de Garrucha, María López, en un pleno dedicado al agua. / V. Visiedo P.

El Ayuntamiento de Garrucha ha cansado de esperar para la adjudicación del ciclo del agua, que parece eternizarse. Por ello ha convocado un pleno de urgencia para la próxima semana en el que dejará en suspenso la adjudicación del servicio municipal de aguas hasta que el Tribunal de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía resuelva la nueva apelación presentada unas horas antes de que expirase el tiempo límite para ello.

Esta nueva irrupción en el proceso ha provocado una nueva paralización y por tanto la firma del contrato que hubiese proporcionado a las arcas municipales casi cuatro millones de euros para hacer frente a pagos de proveedores. La autora de esta nueva apelación es FCC Aqualia, S.A., socia de la empresa municipal de aguas de Vera, Codeur, que fue descartada por el mismo órgano de apelación de la administración autonómica que ahora les acepta un recurso por el que se paraliza la entrada de la nueva empresa gestora, Amedida.

La alcaldesa de la localidad, María López Cervantes, ha decidido poner fin a lo que entiende como “un uso desmedido” de este organismo de revisión y propondrá al pleno el rescate de los servicios de abastecimiento de agua potable, servicio de gestión de alcantarillado y tratamiento de aguas residuales en el municipio por el propio ayuntamiento hasta que se desbloquee el expediente. “No es la primera vez que nos paralizan con estas maniobras legales, y sabemos que la carga de trabajo del organismo de apelación es tal que las empresas aprovechan hasta el último momento para presentar nuevas alegaciones y así alargar el proceso. El problema es que cada vez que se presenta un escrito se vuelve a suspender el procedimiento, porque así lo dicta la ley, y el perjudicado es el ayuntamiento que no puede pagar a proveedores y el beneficiado la empresa pública de la Diputación de Almería, Galasa, que sigue cobrando los recibos del agua a los garrucheros por no hacer nada, por prestar un servicio tan deficiente que nos ha obligado a buscar una solución alternativa. Y esto se acaba aquí”, afirma la regidora.

Contrato puente de seis meses

Convocado el pleno de urgencia se dará conocimiento a la corporación de la nueva paralización y, a renglón seguido, de la convocatoria de un procedimiento urgente para la contratación de los servicios necesarios que permitan al propio ayuntamiento la gestión del servicio. “Haremos un contrato puente de seis meses prorrogable por otros seis, y seguiremos en esta situación hasta que podamos adjudicar definitivamente a la empresa que el propio Tribunal de Recursos Contractuales señaló como justa ganadora del concurso. En caso de que sea invalidado todo el proceso, como ahora piden los socios de Codeur, convocaremos un nuevo concurso en el que obviamente cambiaremos algunas cosas. Hemos aprendido mucho en este año de tiras y aflojas entre unos y otros, y lo primero es el importe del canon de entrada, que será igual o similar al de la mayor oferta recibida en el concurso anterior, es decir, más ingresos aún para el Ayuntamiento de Garrucha”, concluye María López Cervantes.

El pleno se celebrará la próxima semana si en este plazo el Tribunal de Recursos Contractuales no levanta la suspensión del proceso, lo que permitiría firmar el contrato, ingresar los más de 3.700.000 euros previstos y hacer frente a deudas a proveedores e inversiones como la Rotonda de La Simona, entre otros muchos proyectos que están a la espera de liquidez para su ejecución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios