Coronavirus en Almería María López: “Lo más duro es ver la incertidumbre y el miedo de los vecinos por su futuro”

  • La regidora garruchera cree que la normalidad para el turismo tardará mucho tiempo en volver y que habrá que estudiar “alternativas”

  • Elogia la labor de Protección Civil durante esta crisis sanitaria

María López Cervantes, alcaldesa de Garrucha. María López Cervantes, alcaldesa de Garrucha.

María López Cervantes, alcaldesa de Garrucha. / V. Visiedo P.

La localidad de Garrucha, como tantas otras costeras, debería estar viviendo los primeros días de su temporada alta y preparándose para el verano. Pero ahora todo es incertidumbre. Su alcaldesa, María López, desde casa o el ayuntamiento, trabaja para que el impacto de la crisis sea lo menor posible para sus vecinos.

–Lo primero de todo, ¿cómo se encuentra y cómo está viviendo usted la cuarentena?

–Como todo el mundo, preocupados. Intentando atender y cuidar a todos los vecinos como mejor podemos y sabemos. Con mucho lío, porque todo es nuevo y cualquier cosa que hay que hacer hay que pensarla, medirlo y hacerla con todas las medidas de seguridad. Pero bien, con fuerza y ganas de que se acabe esto y volvamos a la normalidad que se pueda, que imagino que tardará.

–¿Cómo se está comportando la sociedad garruchera ante el confinamiento? ¿Están cumpliendo bien el confinamiento?

–En general muy bien. La gente está siendo muy solidaria y comprensiva, como en todos los pueblos de España. Siempre en todos sitios hay quien no se lo toma lo suficientemente en serio, pero en general muy bien. Sobre todo por su solidaridad y las ganas de cuidarse y de cuidar a los demás.

–Hace unos días tuvieron que desmentir acusaciones sobre falta de medios para la Policía Local.

–Desde que empezó el estado de alarma no nos ha llegado ninguna queja relacionada con la falta de protección. Desde el primer minutos dotamos a los servicios públicos con las medidas que en esos momentos creímos que eran las indicadas para su protección. Les proporcionamos las mascarillas que pudimos, guantes, gel hidroalcóholico, máscaras de acetato elaboradas por vecinos con impresoras 3D. Además, cuando no se encontraban mascarillas en toda España, los dotamos de las que hacían vecinos, con material donado por el Ayuntamiento y empresas. Y luego, recibimos donaciones de comercios y empresas de Garrucha, y con todo ese material, lo primero que hacíamos era poner a disposición del personal del Ayuntamiento y los sanitarios del centro de salud. No sé si el CSIF se ha lanzado a una campaña de críticas, mentiras y bulos que responden al refrán ese de “calumnia que algo queda”. Pero insisto que en ningún momento ha sido así.

–¿Qué medidas ha adoptado el Ayuntamiento de Garrucha para reducir el impacto económico de esta crisis en las familias?

–La situación de los municipios turísticos, como Garrucha, va a ser muy difícil. Además de las medidas que ha tomado el Gobierno y la Junta, haremos todo lo posible para que las familias sufran lo mínimo el impacto de esta crisis. Están todos los plazos de pago de impuestos suspensos por el estado de alarma. Pero queremos organizar un pleno por videoconferencia cuanto antes en el que aprobaremos las medidas fiscales que están en manos del Ayuntamiento, como la exención de tasas por ocupación de la vía pública, del mercado y demás, para que la vuelta a la normalidad y a la actividad económica del municipio sea lo antes posible.Por otro lado, desde el primer momento trabajamos con el Banco de Alimentos y Cáritas para ayudar a la gente que en estos momentos se ven con dificultad para mantener a su familia. Repartimos los alimentos de primera necesidad. Están colaborando también comercios, grandes superficies y vecinos. Además, con los Servicios Sociales Comunitarios de Ayuntamiento y Diputación estamos intentado de paliar, en la medida de lo posible, la situación de algunas familias con ayudas económicas para alimentación y necesidades básicas.–¿En este mes ha crecido mucho el número de personas que reclaman esos servicios sociales?Sí... En el Banco de Alimentos llevamos atendidas casi 300 personas, creo recordar. Es mucho más de lo habitual. Hay que tener en cuenta que muchas familias esperaban empezar a trabajar en torno a la Semana Santa, tanto en el municipio como en bares, restaurantes y hoteles de la comarca. Son muchas familias las que dependen del turismo.

–Garrucha vive, sobre todo, del verano y el turismo. ¿Cómo ve la situación en los próximos meses?

–No lo sabemos. Todo indica que la vuelta a la normalidad va a ser muy lenta. Posiblemente hasta que no haya una vacuna contra el virus. Mucho nos tememos que lo que, no solo el verano, sino lo que queda de año va a ser muy difícil para un municipio como Garrucha que vive del turismo, el comercio y la hostelería. Ya hemos suspendido la ruta de la tapa y creo que lo siguiente será la fiesta San Juan y a esperar acontecimientos. pero mucho me temo que la vuelta a la normalidad va a ser muy poco a poco. Imagino que no podrá haber aglomeraciones de gente hasta que la situación esté más controlada. Iremos tomando las medidas que sean necesarias, pero sí, me temo que va a ser lento.

–¿Qué será de la comarca del Levante si la actividad turística no se recupera?

–Tendremos que buscar otras vías para que vuelva a haber riqueza y trabajo en la zona. Hay que buscar alternativas, porque si el turismo de por sí era estacional, va a tardar tiempo en recuperarse. Ya estamos pensando de qué manera seguir con la actividad y promocionar el comercio. Lo que está claro es que en estos momentos no se puede conseguir nada solos. O trabajamos todos en la misma dirección o no salimos. A todos los niveles, desde los vecinos, los ayuntamientos, el país y el mundo entero, me atrevo a decir.

–¿Qué es lo más duro que ha vivido estos días?

–Pues creo que el ver la incertidumbre y el miedo de los vecinos. He podido hablar con muchos y la verdad es que sientes desolación al ver el grado de miedo que existe por el futuro. Creo que eso es lo peor, porque otras situaciones, de una forma u otra, se pueden ir solventando.

–Muchos de sus compañeros se quejan de falta de información sobre casos de coronavirus por parte de la Junta. ¿Usted también pide más datos?

–En nuestro caso, el trabajo y la coordinación con el centro de salud de Garrucha ha sido muy bueno, sobre todo con Protección Civil. Están coordinados desde el primer momento. Colaboran en todo lo que el centro de salud ha necesitado. Quiero destacar sobre todo la actuación de Protección Civil, desde el principio. Cuando hay algún caso de aislamiento, realizan la atención a las familias para que estén totalmente protegidas; realizan las compras de alimentos y medicinas a las personas mayores o con problemas de salud; además reparten mascarillas en su sede o casa, tanto de las que han elaborado vecinos como las que hemos comprado. El otro día hicieron también el reparto de material escolar para los niños. Hacen un trabajo estupendo coordinados por el concejal y el Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios