Provincia

Jaque mate a las inundaciones en la comarca del Levante

  • El Gobierno destinará cerca de 20 millones para encauzar el río Antas y la Rambla Nogalte acabando de manera definitiva con el miedo de los vecinos de Vera y Pulpí 

Inundaciones en Pulpí en el año 2012. Inundaciones en Pulpí en el año 2012.

Inundaciones en Pulpí en el año 2012.

Almería es una provincia que se caracteriza por una baja pluviometría pero cuando se produce fuertes temporales es muy propensa a sufrir inundaciones. Por eso, el anuncio por parte de la Dirección General del Agua, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), de dar luz verde a los proyectos de encauzamiento del río Antas y las ramblas afluentes del río Almanzora, han sido recibidas como agua de mayo por los ayuntamientos de la comarca del Levante que ven así una solución definitiva para evitar posibles nuevas inundaciones, principalmente en los términos municipales de Vera y Pulpí.

En el caso del segundo, a raíz de las inundaciones que le afectaron en el año 2012, causando graves daños materiales, el Ayuntamiento de Pulpí, solicitó a Confederación Hidrográfica del Segura, que se tomaran medidas lo antes posible para evitar que estos hechos se repitieran. A consecuencia, en el año 2014, y con el fin de encontrar una posible solución, se llevó a cabo el levantamiento topográfico de las zonas afectadas, así como un exhaustivo estudio de las futuras canalizaciones, redactando el proyecto “Mejora de infraestructuras hidráulicas para evitar riesgo de inundaciones en zonas urbanas en el término municipal de Pulpí”, obras incluidas dentro del Plan Hidrológico de la Demarcación del Segura 2015/21.

Debido a la elaboración de este proyecto, que llevó a cabo la empresa Goes Ingeniería Civil, la Dirección General del Agua ha anunciado que se van a licitar las obras de encauzamiento de la rambla de Los Charcones (Rambla Nogalte), con un presupuesto de unos 10 millones de euros (ocho para las obras en sí y dos para para expropiaciones) . Unas obras que para el alcalde de Pulpí, Juan Pedro García, “son históricas y que supondrán un antes y un después para el futuro de Pulpí, beneficiando a generaciones futuras y garantizando la seguridad de los pulpileños”.

Detalles del proyecto

Dentro del proyecto, y acorde con la Confederación Hidrográfica del Segura, las obras de encauzamiento tendrán una sección trapecial, revestido de escollera, con un ancho libre en la base de 15m y taludes laterales de altura máxima de 3,30m, extendiéndose desde el paso bajo del ferrocarril hasta el cruce bajo la carretera A-1201. Además, dicho encauzamiento se extenderá a lo largo de dos tramos diferenciados: el tramo largo, situado al norte del encauzamiento existente, a lo largo de 4.339 metros, partiendo desde un punto cercano al actual partidor, y finalizando en el paso bajo el ferrocarril; y el tramo corto, iniciado en la salida del actual encauzamiento en su paso bajo la carretera A-1201, a lo largo de 743 metros hasta desembocar en el cauce de la rambla del Pinar, aguas abajo del núcleo urbano de Pulpí.

Además, las obras permitirán la ampliación, tanto de parte del encauzamiento existente, como de sus pasos inferiores bajo la Avenida de Las Posadas y bajo la A-1201, debido a que no tienen capacidad hidráulica suficiente para el caudal de diseño adoptado.

Diez millones para Vera

En Vera, por su parte, el proyecto previsto por la Dirección General del Agua cuenta con una inversión cercana a los 10 millones de euros. En la actualidad, se está redactando el pliego para la redacción del proyecto constructivo, trámite que podría estar listo en los próximos meses. El proyecto que finalmente se acometa será distinto del que se ideó inicialmente, disminuyendo el impacto ambiental, los costes asociados y compatibilizando los usos de las zonas inundables con el futuro desarrollo urbanístico de la zona.

La solución que se ha hallado, una vez realizadas todas las comprobaciones técnicas y pactada tanto con la Junta de Andalucía como con el Ayuntamiento de Vera, es la utilización de parte de los terrenos situados aguas arriba del río Antas como zona de laminación, de forma que se utilice el puente de la carretera y parte de esos terrenos como espacio para el almacenamiento de agua en caso de avenidas, coordinado con la nueva planificación urbanística municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios