PROVINCIA | Olula del Río | Coronavirus La Policía Local de Olula lleva la tarea a casa a los menores sin posibilidades telemáticas

  • A pesar de contar con una plantilla bajo mínimos, los agentes visitan a las familias que lo necesitan por sus dificultades para acceder a la educación on line

La Policía Local de Olula vigila que se cumpla el confinamiento y lleva las tareas a los escolares La Policía Local de Olula vigila que se cumpla el confinamiento y lleva las tareas a los escolares

La Policía Local de Olula vigila que se cumpla el confinamiento y lleva las tareas a los escolares / D.A. (Olula del Río)

La tarea de la Policía Local en estos días de confinamiento en nuestros pueblos es indispensable a la hora de prestar diferentes servicios, más allá de mantener el orden y garantizar la seguridad de los vecinos. En municipios como Olula del Río, con más de 6.200 habitantes y una plantilla en actividad de solo dos agentes, se las arreglan para mantener a raya a aquellas personas que son reincidentes a la hora de quebrantar el estado de alarma que nos obliga a quedarnos en casa –hasta el momento solo han puesto una denuncia-, y echar una mano allí donde se necesite.

Estos días sus funciones van un poco más allá, y lo que más atareado tiene a los uniformados en estas fechas es tratar de ubicar a pequeños escolares que han dejado de tener contacto con su centro educativo, a los que hay que hacerles llegar la tarea para que no queden rezagados en el cursado de sus estudios.

Se trata de menores de familias mayoritariamente extranjeras, de origen asiático o africano, que tienen dificultades con la lengua, una de las razones por las que podrían no tener un contacto fluido con maestros o directores. A ello, en muchos casos se añade el hecho de que no todos tienen conexión a internet o acceso telemático para realizar los deberes que les envían a casa, lo que les perjudica al momento de poder estudiar.

Por lo tanto, en Olula del Río está siendo la Policía Local del municipio la que ubica a las familias primero, para luego llevarles la tarea en papel, de manera física, para que los estudiantes puedan tener la oportunidad de no perder horas y métodos de enseñanza en su etapa de formación.

Una tarea silenciosa que todos los días moviliza al cuerpo de policía local de Olula del Río, para encontrar a los estudiantes que se han salido del radar escolar y evitar que se descuelguen del sistema educativo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios