Íllar

La vida de un pueblo, a través de sus monumentos

  • El municipio pide a sus vecinos que reúnan anécdotas en torno a la Fuente y al Lavadero que se pondrán en común durante las fiestas y se publicarán, más tarde, en un libro 

La fuente de Íllar, lugar de encuentro y abastecimiento de todo un pueblo cargado de tradición La fuente de Íllar, lugar de encuentro y abastecimiento de todo un pueblo cargado de tradición

La fuente de Íllar, lugar de encuentro y abastecimiento de todo un pueblo cargado de tradición

Los habitantes de la localidad almeriense de Íllar van a tener estos días la oportunidad de retroceder en el tiempo para conocer cómo fue otrora la vida del municipio en torno a uno de los principales monumentos del mismo. Punto álgido de la vida cotidiana illense, la fuente y el lavadero, situados a los pies de la glorieta de Santa Ana, abastecían de agua a decenas de familias que también lavaban allí sus ropajes.

El monumento constaba de un pilar corrido en piedra, en el que se divisaban siete huecos en los que colocar los cántaros para colmarlos del agua saliente de la mina. Tres penachos de piedra remataban la estructura, que hoy presenta una placa conmemorativa que reza “Fuente principal Año de 1879”.

Ahora, la corporación alpujarreña pone de actualidad algo que fue tradición a través de una medida que consiste en recoger anécdotas y vivencias que los vecinos protagonizaron en el monumento para ponerlas en común y editar, en última instancia, un libro que aglutine todas esas experiencias alrededor de un lugar que es de obligado peregrinaje para oriundos y visitantes de la zona.

Placa conmemorativa ubicada en la fuente del pueblo Placa conmemorativa ubicada en la fuente del pueblo

Placa conmemorativa ubicada en la fuente del pueblo

Francisco Rodríguez Camacho, concejal de Cultura y Deportes y Teniente Alcalde de la villa, ha avalado este proyecto poniendo en valor la importancia histórica que han tenido la fuente y el lavadero para los illenses. “Esta idea nace de una reunión que mantuvimos los componentes del equipo de gobierno. Estamos hablando de un monumento que es el corazón del pueblo, y la intención es que tanto mayores como jóvenes puedan compartir sus vivencias”, confiesa el edil.

Esto significa que todo aquel que lo desee puede ser partícipe de esta medida compartiendo sus historias por medio de las redes sociales o bien haciendo entrega de las mismas en el propio ayuntamiento. Todos esos recuerdos se van a poner en común el próximo 26 de julio, aprovechando los días festivos que se van a vivir en el pueblo.

Rodríguez Camacho asegura que una vez se publique el libro con esas vivencias, la pretensión del consistorio es que pueda hacerse lo propio con otros monumentos del municipio en años venideros. Y es que el mismo responsable corporativo aún mantiene en su memoria los días de verano en los que se sumergía en las aguas del pozanco. “Antes no nos íbamos a ninguna playa, y eso es lo que queremos recuperar”, espeta Rodríguez, que aspira a que esta actividad goce de una buena acogida y sea el plato fuerte de un periodo festivo que se extenderá hasta el próximo 3 de agosto y que reunirá entre las calles illenses a aquellos que aún hoy residen en la localidad de la Alpujarra y a otros que años atrás se vieron obligados a emigrar en busca de un futuro mejor pero que aún perciben esta villa como un lugar idóneo al que retornar.

En la actualidad, Íllar cuenta con alrededor de trescientos ochenta habitantes censados, cifra que se ve duplicada durante los meses que dura el estío, según han apuntado a Diario de Almería fuentes municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios