elreportaje

5. Riesgo y posición geoestratégica. La vanguardia

  • Mejoras. Aparecerán propuestas encaminadas al conocimiento del espacio geográfico para evitar los desajustes productivos y regionales y las discordancias entre el hombre y el medio

5. Riesgo y posición geoestratégica. La vanguardia 5. Riesgo y posición geoestratégica.  La vanguardia

5. Riesgo y posición geoestratégica. La vanguardia

En el espacio geográfico aparecen desajustes entre el medio natural y los sistemas productivos, entre las regiones, y entre el hombre y el medio en una doble vertiente médica y catastrófica. Aparecerán propuestas encaminadas al conocimiento del espacio geográfico para evitar los desajustes productivos y regionales y las discordancias entre el hombre y el medio para mejorar las condiciones concretas de vida. Esta línea presenta doble perspectiva, una médica, plasmada en las tradicionales Topografías Médicas, elaboradas por médicos, y en la Geografía Médica, y otra referida al estudio de los riesgos y catástrofes naturales.

En 1921 Giovanni Ciraolo propuso la creación de un organismo para aliviar los efectos de las catástrofes, posteriormente el Comité Internacional de la Cruz Roja encargó a Raoul Montaudon, presidente de la Sociedad Geográfica de Ginebra, una carta universal de las zonas afectadas por los riesgos naturales con mayor o menor frecuencia.

A la peligrosidad, representada por los riesgos naturales, se unía el riesgo derivado de la posición geoestratégica del territorio respecto al Norte de África. A raíz de su conquista, por los Reyes Católicos, el litoral granadino y su zona de influencia se verán afectados por la irrupción de los corsarios. La más genui- na de las fronteras, la marítima, es permeable y belicosa. En varias Reales Provisiones Felipe II al referirse a la ciudad de Almería lo hace en los siguientes términos: "como está esa dicha çiudad en la costa de la mar e frontera de los moros", "que esa dicha çiudad era del reyno de Granada y frontera de mar y que de cada día tenya grande rebatos de moros", "grand neçesidad de se reparar [la muralla] por ser como hera la llave del reyno de Granada". El riesgo representado por la piratería morisca y bereber, con diversas fluctuaciones vinculadas estrechamente a las esferas económicas-sociales-políticas, para la zona costera de la Andalucía del Mediterráneo se prolonga desde finales del siglo XV hasta buena parte del XVIII.

Berja se encuentra en el interior pero también es Mediterráneo, por lo que a los riesgos naturales añade el riesgo humano derivado de la posición geoestratégica de su territorio, que se introduce en cuña entre el de Adra y Dalías, buscando el mar por una estrecha franja de terreno.

Frente a la peculiar batalla de ataques piráticos que se libra en el Mediterráneo, por el secular enemigo musulmán, Berja no se encuentra en vanguardia, como Adra, pero no escapa al temor generado por estas acciones, pues únicamente cambia esta constante con la coyuntura diplomática (y aún en estas circunstancias pueden aparecer otros enemigos como los holandeses), por lo que este riesgo de ataques por parte de los piratas musulmanes experimenta pocas variaciones a lo largo del espacio y del tiempo.

1621, marzo, 1. Berja.

Altercado entre el concejo y dos escuderos y antagonismos personales en el nombramiento de alguacil.

Archivo Municipal de Berja. Libro del Cabildo de la villa de Berja 1599-1627, fols. 216v-217r.

En la villa de Verxa de las Alpuxarras primero día del mes de março de mill y seiscientos y beinte y vn años, este día estando juntos el conçexo, justizia, y regimiento desta villa, que fueron, Melchor Megía, alcalde hordinario desta villa, y Chriptóbal Çerezo, y Pedro Hernándes del Amigo, rexidores, los quales así juntos dixeron:

Que este conçexo a hecho cierta aberiguaçión qual Francisco Martín de Billalobos y Antonio de Billalobos, hermanos escuderos de la conpañía que reside en esta villa, por el desacato que tubieron con este conçexo, en la pendencia que tubieron con Lorencio de Bargas, soldado de la villa de Adra, por aber hablado, el dicho Antonio de Billalobos, y dicho malas palabras a el dicho Melchor Megías, alcalde.

Y porque los susodichos traen ynquieta y alborotada esta villa con pendencias que cada día mueben, no teniendo temor a la justicia por ser escuderos.

Y porque conbiene esto se remedie, acordaron que la dicha causa se remita a su señoría don Yñigo Briçeño de la Cueba, gobernador general de la gente de guerra desta costa del reyno de Granada, para que bista se probea justizia.

Y para pedirla baya a la ciudad de Almería y a otras partes el dicho Pedro Hernándes del Amigo, y llebe la dicha causa y la siga por conçexo, pidiendo remedio en ello.

1621, octubre, 2. Berja.

El concejo acuerda que un alcalde o regidor vaya al frente de los vecinos en los rebatos.

Archivo Municipal de Berja. Libro del Cabildo de la villa de Berja, 1599-1627, fols. 227v-228r.

En la villa de Verxa de las Alpuxarras dos días del mes de otubre de mill y seisçientos y veinte y vn años el conçexo, justizia y reximiento desta dicha villa, estando en su cabildo según costunbre, que fueron Melchor Mexía y Francisco de Arébalo, alcaldes, Francisco Péres, rexidor perpetuo, y Pedro Fernándes del Amigo, asimismo rexidor, y así juntos dixeron:

Que en las ocasiones de rebatos que se an ofrecido a salido, con la gente desta villa por horden deste conçexo, por cabo de la dicha gente el dicho Francisco Péres, regidor. Y que esto a querido este conçexo que corriese entre los oficiales dél, alcaldes y rexidores, y no en particulares.

Y porque su merced el señor alcalde mayor destas Alpuxarras escribió carta a este conçexo para que nonbrase para este efeto personas duplicadas, para que su merced las eligiese y aprobase qual dellos a de ser. Y respondió a la dicha carta suplicando a su merced no vbiese nobedad en este nonbramiento, antes confirmase lo hecho por este conçexo y que pudiese nonbrarse entre él qualquier oficial que saliese con la dicha gente, atento a los ynconbenientes que de nonbrar a particular vecino se podrían resultar.

Por tanto para que esto quede sentado acordaron que para qualquier ocasión que se ofresca de que salga la gente desta villa a rebato, o a otra qualquier cosa, baya por cabo de la dicha gente el alcalde o rexidor que por este conçexo se nonbrare entre él, para que se sepa que ay persona que tenga obligaçión acudir a lo que se le hordenare.

Y así lo acordaron y firmaron. Francisco de Aréualo (rúbrica), Melchor Mexía (rúbrica), Francisco Pérez (rúbrica), Pedro Fernándes (rúbrica). Joan Valeros, scriuano público (rúbrica).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios