Provincia

La “Traída de los Santos” abre esta noche las fiestas patronales de Abla

  • Los patronos pasarán hoy su primera noche en la Iglesia de La Anunciación donde estarán 106 días La procesión desde su ermita, a un kilómetro del centro, comienza a las 21:30 horas

La formación de la comitiva (19:30 horas), la celebración de la eucaristia (20:30 horas) y el traslado en procesión de las imágenes en la que se conoce como “La Traida de los Santos (21:30 horas) abren hoy las fiestas patronales de Abla en honor a los Santos Mártires Apolo, Isacio y Crotato, y a la Virgen del Buen Suceso y San Segundo, copatrono local.

Las fiestas de los abulenses se celebran tradicionalmente del 19 al 22 de mayo pero en esta edición se han retrasado siete días al coincidir con la Semana Santa y el programa se ha partido entre dos fines de semana, el que arranca hoy y el sábado 4 y domingo 5 de mayo.

La jornada inaugural de hoy se inicia las 19:30 horas con la formación de la comitiva. La Banda de Tambores y Cornetas pasará por la puerta de los domicilios de los Hermanos Mayores de la Hermandad de los Santos Mártires y recorrerá las calles hasta alcanzar la placeta de la Iglesia Parroquial. Los Hermanos Mayores, sacerdotes, autoridades municipales, vecinos y visitantes, al compás de la Banda, marcharan hacia la Ermita de los Santos Mártires para participar en “La Traída” de los Santos Patrones hasta la Iglesia Parroquial de la Anunciación, a un kilómetro del casco urbano, donde permanecerán 106 días hasta le primer fin de semana de agosto.

Durante el trayecto se lanzarán fuegos artificiales y los tradicionales “Barreno de la Rambla" y la “niña de Fuego” por una firma pirotécnica de Guadix. Esta tradición tiene su origen en la escasez de trabajo. “Como las rentas del campo eran insuficientes y los jornales eran muy escasos, vecinos formaban cuadrillas para ir a ciudades prósperas, con objeto de echar una temporada y procurarse unos ingresos, que permitieran desahogar la maltrecha economía familiar. Algunos jóvenes con novia también se sumaban con la intención de juntar unos dinerillos para casarse. Los lugares más frecuentados eran las minas de Linares y La Carolina, en Jaén” explica el Centro de Estudios Abulenses

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios