Poniente

El Yacimiento de Villavieja de Berja, improvisada pista para incívicos motoristas

  • Clamor popular en la localidad tras avistarse la presencia de moteros por la superficie amurallada

  • El Ayuntamiento ya ha denunciado los hechos y se están investigando

Los motoristas campan a sus anchas por los restos arqueológicos sin ningún miramiento. Los motoristas campan a sus anchas por los restos arqueológicos sin ningún miramiento.

Los motoristas campan a sus anchas por los restos arqueológicos sin ningún miramiento.

Sobre un el cerro amesetado, a unos tres kilómetros al suroeste de Berja y dominando la barriada de Benejí, se levantan los restos de la imponente Alcazaba de Villavieja como un observatorio privilegiado de la vega virgitana. A sus pies las escasas huellas de un antiguo anfiteatro recuerdan el poblamiento romano de la zona. Se trata de la segunda alcazaba en extensión de la actual provincia de Almería y uno de los siete anfiteatros romanos de Andalucía; de hecho, constituyen uno de los pocos BIC (Bien de Interés Cultural) de la zona, desde 1.987.

Unos datos que han pasado desapercibidos para varios motoristas que este pasado fin de semana han vuelto a protagonizar “un nuevo episodio de irresponsabilidad contra nuestro patrimonio”, ha denunciado el Ayuntamiento de Berja.

Ta y como se puede observar en la foto que acompaña a esta información, las motos han estado este fin de semana campando a sus anchas por el Conjunto Arqueológico de Villavieja “y poniendo en peligro los restos existentes”, denuncian.

“Villavieja es un espacio de interés arqueológico inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz y los daños que se produzcan suponen infracciones muy graves y que las autoridades ya están investigando”, ha apuntado fuentes municipales.

Unos hechos, que por desgracia, se vienen repitiendo en el tiempo no solo en este complejo arqueológico, si no también en otros puntos protegidos del término municipal virgitano. Y es que hace unos días, desde el Ayuntamiento de la localidad de la comarca del Poniente, se recordaba que el uso de motocicletas y bicicletas en los senderos de la Sierra de Gádor está prohibido ya que en la última semana, varias motos se han adentrado en los senderos causando importantes destrozos que se unen a los ya provocados por las lluvias y el incendio”, apuntaban.

Un hecho que ha obligado al Ayuntamiento de Berja y al Club de Senderismo El Cerezo a volver a llevar a cabo el acondicionamiento de los senderos, “tareas que es importante que no se vean dañadas para garantizar el buen estado de estos caminos”.

Actos incívicos en tiempos de pandemia que ponen en peligro el patrimonio y las infraestructuras municipales y que evidencian que se precisa de mayor vigilancia policial para poder acabar con ellos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios