Provincia

A pie o en el autobús a las playas naturales del Parque Cabo Gata-Níjar

  • La Junta restringe el acceso rodado entre Genoveses y Cala Carbón entre el 13 de junio y 30 setiembre. Sólo podrán navegar cinco kayak o piraguas a la vez en la misma zona litoral

A pie o en el autobús a las playas naturales del Parque Cabo Gata-Níjar A pie o en el autobús a las playas naturales del Parque Cabo Gata-Níjar

A pie o en el autobús a las playas naturales del Parque Cabo Gata-Níjar / Diario de Almeria

La Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucia, en Almería ha restringido, entre el 13 de junio de 2020 y el 20 de septiembre el acceso de vehículos a motor a playas naturales del Parque Natural Cabo de Gata- Níjar y ha regulado las agrupaciones de kayaks y piraguas dentro de este espacio protegido.

Así consta en una resolución del 1 de abril, en la que no se hace referencia a la actual situación de crisis sanitaria por COVID-19, que afecta a las playas naturales comprendidas entre la de Genoveses y Cala Carbón, dentro de los límites del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.

La Delegación afirma que las mismas constituyen «un espacio natural de elevado valor ecológico, geológico y paisajístico considerado como uno de los enclaves más privilegiados de la franja litoral mediterránea«, apuntando que durante el periodo estival se ha »constatado« el aumento del tráfico rodado a las mismas a través del camino que une la barriada de San José con el aparcamiento de Cala Carbón.

Un flujo que «supera la capacidad de acogida del mismo y supone una amenazada para la preservación de los valores naturales excepcionales que alberga el parque natural, además de un riesgo para la seguridad y el bienestar de los usuarios de estas playas».

«La aglomeración de personas y vehículos que se concentran en estos parajes naturales durante el periodo estival, supone además del deterioro del ecosistema litoral que caracteriza el entorno, graves problemas de colapsos en las vías de acceso que impiden garantizar tanto las condiciones mínimas de seguridad en caso de incendio forestal y/o cualquier situación de emergencia», dice. Por ello, la Delegación acuerda restringir desde el 13 de junio de 2020 y hasta el 20 de septiembre de 2020, el acceso a dichas playas naturales a todos los vehículos a motor que carezcan de autorización.

La Junta de Andalucía añade que también se produce un aumento de la actividad recreativa realizada por grupos de «kayaks, piraguas y/o similares artefactos flotantes sin motor, no sujetos a una regulación específica en áreas del litoral«. Algo que llega a «producir aglomeraciones en áreas especialmente sensibles y que suponen un riesgo para la conservación de las especies marinas propias del área intermareal, además de una degradación de los valores estéticos y paisajísticos propios de estas áreas y que, a su vez, llegan a interferir con otras actividades de uso público que puedan llevarse a cabo en dichas zonas», según esta fuente.

La Delegación limita en el mismo periodo a un número máximo de cinco piraguas, kayaks y «similares artefactos sin motor» que pueden agruparse en las zonas del litoral del Parque Natural sin necesidad de autorización expresa para la actividad libre recreativa, no comercial. «La agrupación libre, no comercial, de un mayor número de artefactos, requerirá autorización expresa de esta Delegación Territorial», ha indicado.

En dicha autorización se establecerán las condiciones específicas que garanticen la preservación del ecosistema litoral y el uso del dominio público marítimo-terrestre, salvedad hecha «de cualquier actuación realizada con el objetivo de la preservación de la vida humana en la mar"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios