DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia

El doñamariense sella sus fiestas con la conciencia muy tranquila

  • Los vecinos demuestran su veneración por Santa Teresa y la Virgen de los Remedios, y se han entregado con ardor a sus festejos.

Las Tres Villas saludó con ilusión, y cierta ansiedad por los más pequeños, el inicio de las fiestas patronales de Doña María, en honor de Santa Teresa de Jesús, su patrona, y la Virgen de Los Remedios, y las despidió ayer, cuatro días después, con la conciencia tranquila de entregarse y darlo todo, tanto a su versión lúdica como religiosa.

Los doñamarienses vivieron y gozaron ayer el día grande de sus festejos, con sensaciones contrapuestas. Los vecinos, y visitantes, le tributaron su cariño y devoción a la Patrona, Santa Teresa de Jesús, con la alegría de siempre, pero con la desazón que la de ayer fue la cuarta y última jornada del programa festivo.

La misa, por la mañana, y la procesión de la Patrona, después del protagonismo de la Virgen de Los Remedios de anteayer- llenaron de sentido y sentimiento la jornada final de estas entrañables fiestas, modestas pero de una gran autenticidad.

La edición 2019 es la última entrega del calendario local y deja momentos para el recuerdo como la lectura del pregón, la coronación de la reina de las fiestas; la paellada popular; el encierro infantil y las verbenas amenizadas por la música de distintas orquestas. Y, por supuesto, las misas y procesiones de las patronas por las calles de la localidad, con una notable respuesta de fieles y devotos. Y también, la capacidad de encuentro y reencuentro con su pasado y amigos de la infancia de aquellos vecinos que nacieron en el municipio, pero han afincado su residencia en tierras catalanes pro cuestiones laborales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios