Agua desalada El agua del grifo da un salto de calidad y sabor en Balerma

  • La finalización de las obras de conexión con la desaladora del Campo de Dalías gracias a una nueva estación de bombeo ha obrado el ‘milagro’

El alcalde probó el agua en la cocina de una vecina de Balerma. El alcalde probó el agua en la cocina de una vecina de Balerma.

El alcalde probó el agua en la cocina de una vecina de Balerma. / D. A. (Balerma)

Los habitantes de Balerma dejarán de comprar en masa agua embotellada. Esa es la previsión a tenor del gran cambio que ha experimentado el líquido elemento que sale por los grifos de este núcleo ejidense, un cambio que poco a poco van conociendo los propios balermeros, no sin sorpresa. Nadie en la localidad abría el grifo para servirse un vaso. Nadie, o casi nadie, bebía el agua potable del suministro público, por su pésimo sabor salinizado. Hasta ahora.

Los trabajos han sido promovidos por Aguas de El Ejido con un presupuesto total de 614.835 euros

El cambio ha sido posible gracias a la puesta en marcha de la nueva Estación de Bombeo de Agua Desalada ubicada en Balerma, una vez que han finalizado las obras de conducción e impulsión desde la Desaladora del Campo de Dalías hasta este núcleo costero, que se han llevado a cabo durante los últimos meses y tras contar con los pertinentes permisos de la autoridad sanitaria.

De esta manera, el agua desalada comienza a llegar de manera efectiva al municipio, después de muchos años de espera, primero para que se finalizase la obra de la desaladora y posteriormente para que comenzarán a culminarse las muchas conexiones necesarias que la unan con todos los grifos del municipio. El camino que queda sigue siendo largo, pero al menos los balermeros están ya viendo los frutos y estas mismas obras beneficiarán igualmente a los núcleos de Matagorda, Los Baños de Guardias Viejas y la urbanización Paraíso al Mar.

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, junto al concejal de Obras Públicas, José Andrés Cano; la concejala de Deportes, María José Martín; y el presidente de la Junta Local, Antonio Gómez, comprobó ayer personalmente los buenos resultados que han dado los trabajos efectuados, que han sido promovidos por Aguas de El Ejido con un presupuesto total de 614.835 euros.

El regidor probó el agua tanto en un establecimiento hostelero como en la visita a un domicilio particular, e insistió en que “se trata de un agua que cuenta con todas las garantías de seguridad para el consumo humano, ya que ha sido sometida a estrictos controles, además cuenta con un agradable sabor, con una excelente composición y está libre de impurezas; lo que la hacen idónea para el abastecimiento de la población”. Además, incide el regidor, la llegada del agua desalada “supondrá un ahorro y una mayor comodidad para los vecinos, que ya no tendrán que desplazarse para comprar agua”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios