Huércal de Almería

Grave situación en el IES Carmen de Burgos de Huércal, sin aulas ni ampliación

  • Padres, madres y alumnos se encuentran en estado de perplejidad e impotencia al verse a comienzo de curso sin lugar para poder asistir a clase. El Ayuntamiento de la localidad, que lleva años reclamando ampliación y nuevo centro de secundaria, se suma al malestar generado por esta situación.

Alumnos del IES Carmen de Burgos realizando prueba inicial en los pasillos Alumnos del IES Carmen de Burgos realizando prueba inicial en los pasillos

Alumnos del IES Carmen de Burgos realizando prueba inicial en los pasillos / Diario de Almería

Desde que ha comenzado el curso esta misma semana, el tema de conversación en el municipio gira en torno a la precaria situación del alumnado del IES Carmen de Burgos. Pésimas condiciones de seguridad son la consecuencia del incumplimiento por parte de la Junta de Andalucía de los plazos dados para ampliar el centro y construir uno nuevo.

El municipio huercalense, con cerca de 20.000 habitantes, cuenta tan solo con un centro de enseñanza secundaria que está absolutamente sobrepasado de capacidad para atender a todos los estudiantes que cada año desembarcan en sus aulas.

Ismael Torres, alcalde de la localidad, ha mostrado su indignación y rabia ante la falta de soluciones y dejadez de la Junta de Andalucía -que es a quien compete esta materia- a quien acusa de reírse de los niños de Huércal y sus familias según manifestaba esta misma mañana.

Hace años que desde el ayuntamiento se reclama la ampliación y se cedió ya un solar para la construcción del nuevo instituto: ‘Ni una cosa ni la otra terminan de llegar mientras los chicos están sufriendo una situación tercermundista’, ha afirmado el regidor visiblemente indignado mientras conversaba con una madre que ha acudido al ayuntamiento a solicitar su colaboración para afrontar la situación entre todos los agentes sociales implicados.

La paciencia de alumnos y padres ha saltado por los aires al encontrarse con que los estudiantes no pueden recibir clase por falta de aulas. Se ha llegado a dar el caso entre los alumnos de segundo de bachillerato de tener que realizar la prueba de nivel inicial de principio de curso en los pasillos.

Algunos grupos tienen que esperar para dar clase a que otro salga al patio en la hora de educación física y así aprovechar ese rato el aula, en una rotación que parece más propia de una mesa de restaurante que de un aula de instituto, según afirmaba un padre que trasladaba la experiencia vivida por su hija, alumna de bachillerato del Carmen de Burgos.

Así las cosas, padres, madres y alumnado han decidido ponerse en pie de guerra y manifestarse a las puertas del centro mañana a primera hora, con la intención de no acceder al recinto hasta que no obtengan soluciones por parte de la Junta de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios