Coronavirus Almería

El alcalde de Huércal de Almería pide a la Mancomunidad del Bajo Andarax que las empresas cerradas no paguen el agua

  • Todos los representantes del PSOE en el ente supramunicipal se negaron en una anterior solicitud formulada al principio de la crisis por el propio Ismael Torres, según argumenta el regidor huercalense

  • "Si dicen no, que los vecinos tengan claro quien se está negando a ayudarles”

Ismael Torres, alcalde de Huércal de Almería. Ismael Torres, alcalde de Huércal de Almería.

Ismael Torres, alcalde de Huércal de Almería. / D. A.

El alcalde de Huércal de Almería, Ismael Torres, registró en pleno estado de alarma y confinamiento estricto de la pasada primavera, concretamente en marzo de 2020, una solicitud formal a la presidencia de la Mancomunidad del Bajo Andarax, con la socialista Ángeles Castillo al frente. En ella, el regidor solicitaba la adopción de medidas urgentes para paliar los efectos devastadores ocasionados por la crisis sanitaria de la COVID-19 con el objetivo de ayudar desde el punto de vista económico al tejido empresarial de la zona, especialmente a las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos.

La respuesta fue negativa desde la presidencia de la Mancomunidad: votaron en contra los cuatros alcaldes socialistas de Pechina, Viator, Rioja y Santa Fe, además de los representantes del partido socialista de Huércal de Almería, Benahadux y Gádor, así como la presidenta, Ángeles Castillo, por lo que, en resumen, la propuesta de ayudar económicamente puesta sobre la mesa por Ismael Torres no prosperó por los votos del PSOE.

"Se trata de empatía, de solidaridad, de demostrar en las situaciones realmente comprometidas que estamos para ayudar, que estamos al lado de nuestros vecinos. Espero que no se atrevan a dar otro vergonzoso ‘no’ por respuesta"

En las actuales circunstancias, en las que miles de establecimientos de actividad no esencial se han visto obligados a cerrar sus puertas, Torres vuelve a exigir al ente supramunicipal acudir en auxilio de estos comerciantes y autónomos, solicitando de nuevo la aportación de la Mancomunidad, que según la propuesta de Torres se materializaría no cobrando el recibo del agua a los comercios que están cerrados como consecuencia de las medidas de debido cumplimiento a las que ha abocado la situación sanitaria.

“La mejor forma de ayudar desde la Mancomunidad a los comercios que han dejado de facturar porque se han visto obligados a cerrar es no cobrarles el recibo del agua. Se trata de empatía, de solidaridad, de demostrar en las situaciones realmente comprometidas que estamos para ayudar, que estamos al lado de nuestros vecinos. Espero que no se atrevan a dar otro vergonzoso ‘no’ por respuesta. Y si es así, que los vecinos tengan muy claro quién se está negando a ayudarles”, resalta Ismael Torres.

Este cierre obligado viene a mermar aún más la ya maltrecha economía de muchos de estos comercios tras un fatigoso año de aperturas intermitentes y limitaciones horarias y de aforo imposibles de sortear con éxito, que están causando el agravamiento de la situación económica de autónomos y pequeñas empresas.

Torres insiste en adoptar las medidas necesarias para contribuir al alivio de la situación. “No voy a cejar en el empeño de salir en auxilio de nuestros vecinos comerciantes y autónomos. No me rindo, esperan de las entidades una respuesta a la altura de las circunstancias y voy a seguir insistiendo. Si la Mancomunidad vuelve a desoír estas peticiones, demuestra una vez más que no le importa el sufrimiento de quien más necesita ayuda”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios