• A la huercalense Mónica Motos, técnico medioambiental, le cambió la vida su estancia en Chile, donde se inició en el uso del reciclaje artístico

  • Lidera Objetivo Newen en Paraje Gacía

RECICLAJE ARTÍSTICO El residuo como un recurso

Mónica Motos, en su taller de reciclaje artístico (Objetivo Newen) en Huércal-Overa Mónica Motos, en su taller de reciclaje artístico (Objetivo Newen) en Huércal-Overa

Mónica Motos, en su taller de reciclaje artístico (Objetivo Newen) en Huércal-Overa

Corría el año 2012 cuando Mónica Motos, una joven de Huércal-Overa de entonces 30 años, acabó, circunstancias de la vida, en la Patagonia chilena. Mónica acababa de finalizar un Máster en Análisis y Gestión de Ecosistemas Mediterráneos, como complemento a la licenciatura en Medioambiente por la Universidad de Almería que había obtenido cinco años antes, en 2007.

Allí, en la Zona Austral de Chile, en uno de los confines del mundo, donde todavía permanecen vestigios de etnias nómadas como los yaganes o los káwesqar, esta técnico en medioambiente vio ante sí el punto de inflexión en su vida mientras tomaba mate en la casa de una familia amiga.

Ese día, Mónica vio como esta familia arreglaba una avería de agua con una goma de recámara de bicicleta. Fue entonces cuando comenzó a ver el residuo como un recurso y las infinitas posibilidades y oportunidades que ofrece.

Ese fue el inicio para Mónica en el uso del reciclaje artístico como herramienta didáctica de divulgación y educación en residuos. Allí, en los cuatro años que pasó trabajando en esta región chilena, la huercalense tuvo sus primeros proyectos en reciclaje artístico y reutilización creativa.

“Desde que tengo uso de conciencia, siempre supe que mi legado era trasmitir un mensaje: somos evolución y parte de un sistema natural, nuestro desarrollo y verdadero estado de bienestar como especie depende de él, de unos recursos naturales saludables, funcionales... y debe de ir ligado a su uso racional y un respeto profundo por aquello de lo que provenimos. Será así, o no será”, comenta.

Su desarrollo profesional como técnico de medioambiente viene marcado por dos líneas principales: el desarrollo rural y la agroecología y los residuos, centrado este último en la correcta gestión de residuos urbanos, formulando proyectos, ideas divertidas con el mayor impacto posible donde poder trasmitir la importancia de una correcta gestión de los mismos y sus tremendos impactos al medio y a la especie si no se gestionan correctamente.

En este contexto, Mónica creó Objetivo Newen a su vuelta de Chile. Se trata de una empresa de sensibilización ambiental orientada principalmente en sensibilización y educación en residuos. Para ello necesitaba un espacio donde poder transformar los residuos para darles otra vida y así transformó una antigua nave de pollos familiar en un taller de reciclaje artístico, restaurada también con residuos reutilizados, estanterías, ventanas o puertas.

“El taller es un espacio de unos 80 metros cuadrados aproximadamente. Tiene una zona de almacenamiento donde guardamos aquellos residuos útiles que la señora basura te regala, una zona de limpieza de residuos y una zona de desmontaje, trasformación, anclaje y embellecimiento de los mismos hasta conseguir los resultados que perseguimos. Aunque uno de nuestros lemas es “uno propone y la basura dispone” por lo que los resultados, cuando comenzamos con un proyecto de reciclaje artístico, son muy complicados de predecir”, explica.

Desde ese rincón, en el paraje de Gacía, en la pedanía de El Saltador, Mónica da vida a la basura de forma ingeniosa y divertida. De su mente y sus manos han nacido diferentes proyectos como los ‘Reyes del Reciclaje’, del Consorcio del Sector II de la Provincia de Almería para la Gestión de Residuos, con los que ha recorrido diversos municipios. También unos contenedores en el Consorcio Almanzora-Levante-Los Vélez; un árbol de Navidad y un Papá Noel en Vera o productos de un ecomercado en el proyecto ‘Mi playa bonica’, donde se intercambian estos por residuos encontrados en la playa en los meses de verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios