Temporal

La lluvia irrumpe, pero sin daños, para despedir un verano muy seco

  • El Puerto de la Ragua acumuló ayer más de 57 litros lejos de los 9,9 de la capital

  • Las temperaturas siguen en descenso y los embalses ni se inmutan

Un vehículo se salió ayer de la vía por las fuertes precipitaciones en la A-7 cerca de la capital. Un vehículo se salió ayer de la vía por las fuertes precipitaciones en la A-7 cerca de la capital.

Un vehículo se salió ayer de la vía por las fuertes precipitaciones en la A-7 cerca de la capital. / Iván Gómez

Tras un verano marcado por unas altas temperaturas y la nula aparición de nubes negras, la jornada de ayer evidenció que el verano ya se acerca a su fin con un intenso temporal de lluvia desde la primera hora de la mañana hasta llegado el mediodía y que dejó precipitaciones copiosas en algunos puntos de la provincia.

La más destacadas, según se desprende de los datos que a diario recoge la Red Hidrográfica Sur, dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, tuvieron lugar en el Puerto de la Ragua con 57,1 litros por metro cuadrado acumulados en las últimas 24 horas. Un registro muy por encima de la otra veintena que también se recogen por parte de la Red Hidrosur y que van desde los 20,4 litros por metro cuadrado registrados en la comarca del Río Nacimiento, concretamente en la localidad de Gérgal, a los 9,9 alcanzados en la capital.

Lluvias copiosas y concentradas en pocas horas que en cambio sí que han obligado a los almerienses a buscar los paraguas y desempolvarlos tras meses sin uso. No en vano, durante los meses de junio, julio y agosto las precipitaciones en forma de lluvia han brillado por su ausencia lo que han convertido a este verano de 2020 en uno de los menos lluviosos de las últimas décadas.

Las lluvias no han registrado incidencias de carácter grave según han informado a este medio desde el 112 y desde la Dirección General de Tráfico no se ha registrado ningún corte de carretera. La única incidencia reseñable ha sido la salida de un vehículo en la Autovía A-7 llegando a la capital desde Huércal en dirección Benahadux-Almería. La furgoneta ha quedado dañada pero el conductor ha resultado ileso.

El tráfico también se ha visto afectado provocando circulación lenta sobre todo en el tramo de la A-7 que une la capital con el Poniente, sobre todo en el tramo con Aguadulce, que estos días soporta un mayor volumen de tráfico al estar cerrada la carretera de El Cañarete que discurre por la costa por desprendimientos que tuvieron lugar la semana pasada.

Los embalses en cambio no han notado ninguna mejora con este pequeño temporal ya que registran cantidades acumuladas similares a las de la semana pasada. De este modo, el embalse de Benínar acumulaba hoy 5,19 hectómetros cúbicos por los 5,24 de la semana pasada y el de Cuevas del Almanzora 24,05 por los 24,72 de hace siete días.

El minitemporal de lluvia sí que ha traído consigo una notable bajada de las temperaturas dejando ya las máximas de 30 grados y empezar ya, en la mayoría de la provincia, a registrar mínimas que no superarán los 20 grados.

De hecho, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) prevé para la jornada de hoy sábado cielos poco nubosos, con intervalos de nubes altas con unas temperaturas mínimas en descenso y unas máximas en ascenso salvo en Poniente donde permanecerán sin cambios (eso sí, sin superar la barrera de los treinta). Se esperan además vientos de componente oeste, con intervalos fuertes en el litoral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios