Coronavirus en Almería "2020 será un mal año para el turismo, pero Cuevas tiene todo para volver a ser un referente"

  • El alcalde de Cuevas, Antonio Fernández, ve necesaria la ayuda de Europa para la "peor crisis económica que hemos visto"

Antonio Fernández Liria, alcalde de Cuevas del Almanzora. Antonio Fernández Liria, alcalde de Cuevas del Almanzora.

Antonio Fernández Liria, alcalde de Cuevas del Almanzora. / Diario de Almería

El alcalde de Cuevas, Antonio Fernández, vive esta cuarentena pegado al móvil. “Se trabaja más que antes, aunque estemos en casa”, asegura. Cada día gasta tres baterías del teléfono. Hay mucho que gestionar para que los cuevanos sufran lo menos posible durante el estado de alarma.

–¿Cómo está viviendo este confinamiento y la cuarentena?

–En casa, como todos, aunque a veces tengo que ir al ayuntamiento. Y sobre todo, esforzándonos para velar por que se cumplan las medidas confinamiento. Hacemos una labor importante para mantener a la población informada de todas las novedades y cambios que hay. Estamos haciéndolo de forma muy didáctica, explicando a la gente lo que se puede hacer y lo que no, a través de vídeos, por ejemplo. Lo importante es concienciar mucho de que el mejor antídoto para luchar contra el COVID-19 es estar en casa. Es muy importante incidir en eso y que se cumpla a rajatabla. Salir solo lo imprescindible, que todo el mundo sabe cuándo es. Tras la hibernación de la economía de estas dos semanas, aunque ahora se hayan reincorporado al trabajo algunos sectores, no ha cambiado nada.

–¿Lo dice porque ha notado cierta relajación tras la Semana Santa?

–No, no. Creo que la gente no se está relajando. Si es verdad que debemos insistir en esa labor importante que podemos hacer los ayuntamientos de recordar a la gente que se quede en casa. Está habiendo mucha presencia de Guardia Civil, incluido militar. Y la Policía Local, que está redoblando esfuerzos para estar en las calles. Si es cierto que siempre hay alguno que ya sabemos que siempre hay que estar recordándoselo, pero mayoritariamente la gente está respetando el estado de alarma.

–En Semana Santa se temía que pudieran venir visitantes de fuera. ¿Notaron la presencia de turistas?

–Sí, sí que se ha notado. Es verdad que pusimos todos nuestros esfuerzos, pues se mandó una circular desde la Subdelegación de Gobierno advirtiendo de ello, y se ha intensificado la presencia de Policía Local y Guardia Civil en los puntos más críticos. Pero sí, es cierto que alguno se ha colado.

–Cuevas, como muchos pueblos del Levante, tiene una gran dependencia del turismo. Una vez que esto acabe, ¿cree que el sector turístico se podrá recuperar?

–Creo que 2020 va a ser un año muy complicado. Por muchas medidas que pongamos, de estímulo o promoción, va a haber mucho miedo de la gente a viajar. Hasta que no haya una vacuna o noticias más alentadoras sobre la influencia del virus, la gente va a evitar las masificaciones. Los datos de turismo van a ser muy malos. Pero estoy convencido de que se va a recuperar. Pero es difícil que el turismo extranjero vuelva a España en un tiempo, sabiendo que es una de las zonas más castigadas por el virus. El 2020 va a ser muy complicado. Pero es verdad que lo tenemos todo para en el corto plazo remontar el vuelo y volver a ser un referente turístico. Pero nos quedan unos meses difíciles.

"Los extranjeros no van a querer viajar a España en un tiempo por la influencia del COVID-19”

–¿Qué administración tendrá que tirar del carro para recuperar el sector?

-Hay que aunar esfuerzos. Casi todas las competencias las tienen las Comunidades Autónomas. Pero es verdad que quien les ingresa a las comunidades es el Gobierno Central. Está claro que esta situación ha hecho volar por los aires las arcas de todos los españoles, que es el Estado. Vamos a necesitar no solo de la Junta y el Gobierno, sino que hace falta un “plan Marshall”y esos eurobonos de los que habla el Gobierno. Ayudas fuertes que vengan de Europa. Los que tenemos una edad ya, no hemos visto nunca una situación económica como esta. Es algo a lo que nos enfrentamos por primera vez. Esta crisis va a ser peor que la de 2008, seguro. El esfuerzo económico del Estado para amparar a los trabajadores y empresas que no pueden trabajar, es enorme. Esto es mucho grave que la última crisis. Es lo más parecido a la guerra.

–¿Qué medidas han puesto en marcha para ayudar a las familias en esta dura situación?

-Somos conscientes de que hay mucha gente que no puede salir a buscarse la vida, por lo que hemos puesto en marcha una serie de medidas. Compramos kits de alimentación a través del Banco de Alimentos, para los que ha que cumplir una serie de requisitos. Cuando comenzó la cuarentena nos pusimos en marcha a elaborar y repartir mascarillas 3D. Protección Civil se encarga de hacer la compras a la gente de riesgo, sobre todo a personas mayores. También fuimos pioneros en disponer un servicio de voluntarios para recoger las medicinas a las personas mayores y llevárselas.

–¿Y en el aspecto económico?

–Estamos esperando el paquete de medidas de la Junta de Andalucía. Pero hay tasas como las de los mercadillos, ocupación de terrazas, escuela de música y danza que se han anulado. Y estamos preparando un paquete de medidas a nivel local par ayudar a las empresas, pymes y autónomos. Pero realmente, la mayoría de los impuestos no dependen de los ayuntamientos. Pero hay medidas de estímulo para las empresas en las que se está trabajando y que pueden servir para echar una mano. Pero creo que ahora toca centrarse en el aspecto social. Abrimos una cuenta para donaciones, para comprar comida a la gente que lo necesita. Lo importante es que a nadie le falte para comer, en apoyo también con el plan Syga de la Junta de Andalucía. Pero ya trabajamos en lo que vendrá después.

"Lo más importante que podemos hacer ahora es procurar que a nadie le falten alimentos”

–Otro sector importante es el infantil. ¿Cómo se les ayuda?

-Acabamos de poner en marcha un servicio para imprimirles los apuntes que necesiten y materiales escolares para llevárselos a casa. Además, a través de internet estamos desarrollando muchas actividades deportivas y culturales.

–¿Qué se está haciendo en Cuevas para asegurar la higiene de las calles?

-Estamos haciendo labores de desinfección en todas las pedanías y es gracias a la colaboración de las empresas, porque el Ayuntamiento solo con sus medios no podría. Nos están dejando cubas, tractores, poniendo incluso el personal, agua y lejía. Un diez para las empresas de Cuevas que siempre están a la altura. En esta situación están demostrando más que nunca su compromiso con el pueblo y los vecinos.

–Por acabar con algo positivo. ¿Qué sacaremos de bueno de toda eta situación?

-Esperemos sacar muchas cosas positivas. Que seamos conscientes de lo importante que es tener una sanidad pública y de calidad. Que eso siempre sea de lo más importante y que se blinde por la Constitución, si es necesario. Por otro lado, esta crisis va a dignificar empleos de los llamados esenciales: la cajera del supermercado, el conductor del camión de la basura, el panadero. Y luego, la conclusión de que Cuevas, y España en general, es un pueblo generoso y que arrima el hombro cuando la gente lo necesita. La labor que ha hecho Protección Civil, Policía Local, Guardia Civil y los sectores esenciales está siendo impresionante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios