Níjar

La ‘Segovia’ nijareña del repicar de campanas y la boda no celebrada

  • Fernán Pérez es la del acueducto y las primeras fiestas. Y la boda que no fue en su iglesia e inmortalizó García Lorca

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística INE, a 1 de Enero de 2019, el numero de habitantes en la barriada nijareña de Fernán Pérez, el del acueducto, fue de 359, 24 habitantes más que en 2018, entre 196 hombres y 163 mujeres.

Desde la llegada del nuevo milenio, esta barriada se ha movido entre los 234 que la habitaban en 2000 y la población actual que únicamente es superada en su serie histórica por los 369 vecinos que la habitaban en 2011. Sus primeros pobladores en el siglo XVIII se dedicaron a la agricultura y la ganadería, así como a la recogida de la fibra, palma, cogollo de palmito y esparto.

Esta barriada está formada por dos núcleos urbanos separados entre si unos 200 metros. “Está previsto que los dos núcleos queden unidos entre si mediante construcciones” ha advertido la asociación conservacionista Amigos del Parque Natural Cabo de Gata, aludiendo al Decreto 37/2008, de 5 de febrero por el que se aprobaron el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) de este Parque y se precisan sus límites. Este decreto esta vigente en la actualidad y establece la normativa más importante en cuanto a la ordenación, usos y actividades compatibles o incompatibles con el medio natural en toda la extensión del Parque Natural.

En Fernán Pérez, según la información de Amigos del Parque, “se ha delimitado una importante superficie de suelo urbanizable (SUSA-FP-1), dos unidades de ejecución (UEA-FP-2 y UEA-FP-3) y suelo urbano no consolidado (SUNC) que en conjunto suman unas tres hectáreas. Además de esta superficie, en la zona norte y sur del núcleo de población hay disponible suelo urbano no consolidado”.

Fernán Pérez tiene el privilegio de ser la barriada que abre el calendario festivo de Níjar con sus festejos que celebran a mediados de mayo en honro a San Fernando. El inicio de cada una de las jornadas festivas se anunciaba por el repicar de las campanas de la iglesia.

En este templo, uno de los más antiguos de Níjar, estaba prevista, en 1928, la boda de Francisca Cañadas Morales con Casimiro Pérez Pino, a las 03:00 horas de la madrugada. No pudo celebrarse, ya que Francisca huyó con su primo y éste fue asesinado más tarde. Esta historia dio lugar a ‘Bodas de Sangre’, la obra cumbre de Federico García Lorca

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios