Níjar

El conserje del colegio La Libertad, de Campohermoso, se despide entre sollozos y aplausos

  • Diego García ha ejercido este cargo desde 1987. Los alumnos de menos edad le despidieron entre lágrimas l La comunidad educativa y el Ayuntamiento se sumaron a la despedida

El conserje del colegio La Libertad, de Campohermoso, se despide entre sollozos y aplausos El conserje del colegio La Libertad, de Campohermoso, se despide entre sollozos y aplausos

El conserje del colegio La Libertad, de Campohermoso, se despide entre sollozos y aplausos / Diario de Almeria

La edad de jubilación profesional equivale a una frontera. Abre y cierra. Representa la despedida de una etapa de la vida y el inicio de una nueva que habitualmente se sella de forma silenciosa.

Muy pocas personas pueden decir en su última día laboral que la huella que han dejado en su puesto de trabajo ha sido de tamaño tan grande que todos sus compañeros y amigos le muestren su cariño, en su adiós oficial. Diego García pertenece a ese privilegiado grupo que gozan de esta doble de felicidad.

El que ha sido conserje del Colegio Público La Libertad de Campohermoso, después de 32 años ininterrumpidos en su puesto de trabajo, ha alcanzado su jubilación oficial entre la cercanía que le han mostrado sus compañeros y autoridades municipales, con la alcaldesa de Níjar, Esperanza Pérez Felices, a la cabeza de este testimonio.

Para este día tan especial el AMPA La Colombine, el Ayuntamiento de Níjar y un grupo de niños le rindieron el merecido homenaje a este trabajador incansable, conocido popularmente como “El Pintor”. Cuando traspasó la puerta de su hasta ahora colegio, se encontró con la primer edil nijareña y corporativos, así como con representantes del AMPA, el director del colegio y sobre todo los niños, muchos niños, quienes no dejaron de aplaudirle y vitorearle.

La despedida, informal y espontánea, contó también con la presencia de ex alumnas de este centro, y ahora madres de otros educandos, quienes recuerdan a Diego García una persona afable y siempre pendiente de su trabajo y de los más pequeños.

Esperanza Pérez le hizo entrega de un ramo de flores y glosó su figura. “Debe de ser todo un orgullo para tí- aludiendo al homenajeado- que todas estas personas con las que has trabajado quieran despedirse. Cuando uno se va de un trabajo, que la gente le rinda homenaje es una prueba de que ha sido no sólo un buen trabajador sino también una persona querida. Eso es muy difícil, y tú lo has conseguido”, comentó ante la sorpresa de Diego García, que no daba crédito.

Pérez Felices prolongó su intervención para recordar que “desde el Ayuntamiento de Níjar tengo que decirte que también estamos orgullosos de ti por esa implicación que siempre has tenido por tu pueblo y en tu trabajo”, declaró con sinceridad la presidenta de la corporación municipal.

Los más pequeños no pudieron contener su emoción y entre sollozos, le mostraron su pesar por la triste despedida de ‘su conserje’, querido y admirado. El propio homenajeado se vio en la obligación de convencerles de que el suyo no ira un adiós definitivo porque tiene intención de visitarles. “Es difícil que yo me quede sin palabras, pero lo habéis conseguido”, declaró emocionado. Diego García Diego, quien tomó posesión del cargo de conserje en 1987.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios