Níjar

Vecinos, políticos y ecologistas se concentran contra la línea de alta tensión que pretende atravesar Huebro

  • Medio centenar de personas rechazó ayer en Huebro este proyecto, que atraviesa suelo no urbanizable de especial protección

Huebro tiene 25 molinos de agua declarados de interés cultural que resultan afectados por el trazado de esta línea Huebro tiene 25 molinos de agua declarados de interés cultural que resultan afectados por el trazado de esta línea

Huebro tiene 25 molinos de agua declarados de interés cultural que resultan afectados por el trazado de esta línea / Diario de Almeria

Medio centenar de nijareños y de otros puntos de la provincia de Almería expresó ayer su rechazo a la subestación Sierra Alhamilla y línea eléctrica de evacuación de los parques eólicos Loma de Perro y Tornajos, en los términos municipales de Níjar y Turrilas.

Los opositores se concentraron en la mañana de ayer en Huebro, barrio originario de la Comarca de Níjar, por donde atraviesa el trazado de esta línea de alta tensión, de 132 kilovatios de potencia, que incluye la instalación de medio centenar de torres, de entre 11 a 29 metros de altura.

Los vecinos de Huebro, que cuentan con el apoyo del Ayuntamiento y de grupos ecologistas, se oponen a la instalación de esta línea de alta tensión porque pone en serio peligro el Valle de la Ribera de los Molinos. “Este proyecto va a romper el encanto que tiene el Valle de Huebro y va en contra del aprovechamiento de los 25 molinos de agua que hay en la zona, una infraestructura que no se conoce en ningún otro punto de España”, señaló Jesús Martínez, de la Asociación de Vecinos de Huebro.

El Ayuntamiento de Níjar, a través de la Junta Local de Gobierno de 21 de diciembre de 2018, informó de forma desfavorable el trazado de este proyecto. El consistorio nijareño ha presentado alegaciones a la Consejería de Industria de la Junta de Andalucía atendiendo a una serie de argumentos de planeamiento urbanístico y de legislación.

Uno de los motivos de las alegaciones municipales a este proyecto tiene que ver con el hecho de que “los molinos de agua de este barrio está declarados de interés cultural y hay una zona arqueológica que resulta afectada por el paso de esta línea”, según declaró la alcaldesa de Níjar, Esperanza Pérez, presente en la concentración de ayer.

Las parcelas por donde pretende pasar la instalación de este parque eólico y la subestación están clasificadas por el Plan General de Ordenación Urbana PGOU como “suelo no urbanizable de especia protección de las vertientes de Sierra Almahilla-subdesérticas reflejadas en el POTUA, y requiere informe de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía”, según declara el consistorio local.

La línea de 132 kilovatios discurre “por terrenos afectados de especial protección paisajística, y y parcialmente están afectados por ordenanza especial protección arqueológica, de vías de comunicación, vías pecuarias de cauces públicos. La línea también se encuentra afectada por la servidumbre radioeléctricas de l Aeropuerto de Almería por ubicarse en suelo no urbanizable y además comprender terrenos de varios términos municipales”, argumentó el Ayuntamiento de Níjar en su informe.

El Valle de Huebro, por el que discurre esta línea, tiene elementos arquitectónicos protegidos y en su conjunto está declarado como paisaje de interés cultural Molinero-Barranco de Huebro, inscrito en el Registro de Paisajes de Interés Cultural de Andalucía de instituto Andaluz del Patrimonio”, según se recoge entre la alegaciones municipales.

Esta declaración acredita “a este espacio como depositario de una serie de valores patrimoniales, culturales e históricos que han participado y son testigos de su formación como paisaje cultural reconocible, significativo e identitario de Andalucía”, añaden estas mismas fuentes.

La línea de evacuación “supone la destrucción de este conjunto paisajístico y crea afección contraria a la protección establecida en la legislación. La línea se aproxima de forma indeseable el suelo urbano de la Villa y a su casco histórico, en concreto al barrio de la Atalaya y de Las Eras”, asegura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios