Provincia

Los ocañeros saludan el inicio de sus fiestas con la boca llena y su popular paellada

  • 600 personas, entre lugareños y visitantes, calmaron su apetito en la jornada inaugural del programa. La agenda continúa hoy con la batalla de Moros y Cristianos

Comentarios 0

Cada festejo tiene sus usos y costumbres dentro de una casuística amplia y variada. Así, el inicio del programa festivo de Ocaña, uno de los enclaves vecinales de Las Tres Villas, pasa por la degustación de una paella gigante.

Medio millar de vecinos, y también visitantes, respondieron a la convocatoria y calmaron su apetito por la simbólica cantidad de 1 euro la ración, en la primera de las tres días de fiestas de esta barriada de Rio Nacimiento.

La comida, cocinada en una paella especial para eventos multitudinarios, comenzó a ser servida a las 14:00 horas en el Centro Cultural Polivalente, una nave de 500 metros cuadrados que ha sido reacondicionada desde su uso originario para la uva de barco.

El encargado, un vecino de Escúllar, dedicó con mucho esmero toda la mañana en su preparación antes de recibir la aprobación general de los comensales.“ Comenzó con nosotros y ahora prepara paellas en fiestas de otros municipios de la provincia” recordó con cierto orgullo Virtudes Pérez, alcaldesa de Las Tres Villas a Diario de Almería.

Carne de pollo y de cerdo, marisco, y verduras con guisante, tomate, ajo o cebolla fueron los ingredientes que este cocinero empleó para armar un plato con mucho sabor y rico, rico, rico , que diría Carlos Arguiñano. “Es un gran profesional y tiene buena mano. A la gente le gusta mucho cómo trabaja” añadió la primer edil. Como el único propósito de poner orden a un posible desorden, cada comensal pagó la simbólica cantidad de 1 euro por ración y hubo muchos que repitieron y se pusieron a la cola de nuevo con convicción.

La programación encontrará mañana, martes, su actividad estrella con la recreación histórica de Moros y Cristianos que se escenificará por segundo año consecutivo después de que fuera recuperada del olvido y 22 años por la Asociación Cultural Moros y Cristianos El Zegri, con la colaboración municipal.

Este tipo de representaciones recuerdan las cruentas batallas históricas que se libraron entre moros y cristianos durante la Reconquista de la Península Ibérica. Se vienen celebrando desde finales del siglo XVII, fundamentalmente en el Levante español, con epicentro en la provincia de Alicante y el sur de la provincia de Valencia. Los de Alcoy, de carácter internacional, son los más populares por su arraigo y espectacularidad.

“Las representaciones de moros y cristianos tienen unas singularidades en Almería y que no se dan en otros lugares, como la participación o la implicación de todo el pueblo en los festejos, logrando que el testigo vaya pasando de generación en generación”, según Alfredo Venteo, autor de un cómic que repasa la historia de las fiestas de moros y cristianos de ocho municipios de Almería, con las ilustraciones de Raúl Moreno y apoyado por la Diputación de Almería.

Una de las características fundamentales de las representaciones de moros y cristianos en la provincia Almería es la “pureza” con la que se ha conservado la tradición, según Venteo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios